El Parlament balear se niega a recuperar el español en las aulas y mantiene la imposición del catalán

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

El Parlament balear que controla el pacto de izquierdas que preside Francina Armengol ha rechazado este martes la propuesta de Vox para garantizar la libre elección de lengua de enseñanza y acabar con la inmersión lingüística en catalán en las aulas de Baleares. La Proposición no de  Ley (PNL) de Vox no sólo no ha sido aprobada sino que ha recibido fuertes críticas de los partidos del pacto de izquierdas mientras el  PP y Ciudadanos han presentado enmiendas. De esta forma, el Parlament se niega a recuperar el español en las aulas y mantiene la imposición de catalán.

El líder de Vox, Jorge Campos, ha explicado en la tribuna del Parlament que con esta propuesta se solicitaba instar al Govern a derogar la normativa lingüística que «imposibilita elegir el español como lengua de enseñanza». Cabe recordar que la Ley de Educación de Baleares, aprobada el pasado mes de febrero, eliminó el español como lengua vehicular en la enseñanza.

«La normativa lingüística que imposibilita la elección del español o castellano como lengua de enseñanza vulnera un derecho, como la libre elección de lengua por parte de las familias», ha dicho Campos. Todo ello, ha añadido, «cuando, además, hay hasta tres sentencias del Supremo y otras tantas del Constitucional que prohíben la exclusión del español como lengua vehicular».

Según Jorge Campos, “lo que está sucediendo en España, en las comunidades autónomas con dos lenguas, como Baleares, es totalmente anómalo. Esta vulneración de derechos no se sufre en ninguna democracia; además de ser una aberración pedagógica”.

El líder de Vox ha insistido una vez más en que «lo que sucede en Baleares, además de ilegal y antipedagógico, es aberrante. No poder escolarizar en la lengua común de España, oficial en todo el país y cooficial en Baleares y, además, sustituir el balear, como lo llamaba Alcover, por el catalán, es algo propio de una república bananera… o de una república catalana, como se indica en los libros de lengua catalana de nuestros escolares, en los que se identifica a Baleares con Cataluña”.

Campos ha criticado a la izquierda afirmando que “se está vulnerando la libertad de elección de las familias y se está perjudicando, especialmente, a las más necesitadas, que no pueden escapar a escuelas privadas para poder escolarizar en español, como, por cierto, hacen algunos de ustedes”.

Según Campos, «en Baleares se está imponiendo el sistema de inmersión en catalán en la escuela pública y, cada vez más, en la concertada». Una situación que, a su juicio, «muestra como el sistema educativo balear se ha declarado en rebeldía». «Una rebeldía» que, ha censurado, «el Govern de Armengol pretende blindar con la ley educativa balear», que, ha recordado, «está en el Constitucional, gracias precisamente a Vox».

«Mientras este Govern defienden el catalán como única lengua de enseñanza, Vox defiende el conocimiento de ambas lenguas en libertad, porque hace falta recuperar el sentido común y retornar a la legalidad», ha concluido el líder y portavoz de Vox en las Islas.

PP y Ciudadanos

Durante el debate de la propuesta de Vox, la portavoz adjunta del PP, Núria Riera, ha planteado una serie de enmiendas a la misma. Concretamente, una de las enmiendas presentadas iba dirigida, ha dicho, «a defender el marco constitucional y estatutario de Baleares, considerando que la Ley de Normalización Lingüística funcionó hasta que los gobiernos de izquierdas la pervirtieron y que hay decretos, como el de mínimos, que no se debe de derogar».

Otra enmienda, ha añadido, es para defender que «la elección de lengua se haga únicamente en la primera enseñanza -educación infantil- pero después se vaya introduciendo la segunda lengua, para que haya esa cooficialidad». Además, el Grupo Popular, ha planteado una «enmienda de adición» porque, «no basta con que haya una normativa, sino que debe haber mecanismos para hacer esta posible».

También, el Grupo Parlamentario de Ciudadanos, a través de su coordinadora autonómica y portavoz parlamentaria, Patricia Guasp, ha planteado una serie de enmiendas para combatir «la ley educativa balear que blinda la inmersión lingüística en catalán» y «con la que», a su juicio, «el Partido Socialista ha cometido el mayor atropello a las libertades de los ciudadanos de Baleares».

«El modelo de Ciudadanos es plurilingüe, con la introducción también del inglés, que garantice asimismo la libre elección de lengua en primera enseñanza y el conocimiento de las modalidades lingüísticas insulares», ha aseverado Patricia Guasp según informa Europa Press.

Podemos, Més y PI

Por su parte, la portavoz adjunta de Unidas Podemos, Esperança Sans, ha considerado que «esta iniciativa no tiene sentido» y, además, «está revestida de odio, prejuicios y desconocimiento». En cualquier caso, ha considerado que «lo peor de esta iniciativa es que haya seguidismo», refiriéndose a las enmiendas presentadas por parte de PP y Cs.

El  diputado de Més per Mallorca Joan Mas ‘Collet’ ha asegurado que «ni la Constitución, ni el Tribunal Constitucional avalan lo que Vox plantea respecto a la libre elección de lengua». En este sentido, ha añadido que «la obligación de la Administración es velar por un derecho común, como la educación».

Así, ha apuntado que es «absurdo» tener que explicar que «la lengua que se habla en Mallorca es la misma que se habla en Menorca e Ibiza»; así como «tener que reiterar que la inmersión lingüística no existe en Baleares». Pues, para el diputado independentista «en la extrema derecha hay una pared, no escuchan, su único objetivo es crear guetos lingüísticos, para después ir más allá, y es que ya se sabe que la extrema derecha de guetos sabe mucho».

En la misma línea, la diputada del PI Lina Pons ha reconocido que a su Grupo Parlamentario le causa «fatiga» tener que debatir temas que, a su juicio, «están superados desde hace tiempo en esta Comunidad Autónoma». Al igual que previamente ha hecho el diputado de Més per Mallorca, Pons ha acusado a Vox de «mentir». Puesto que «por ejemplo, es mentira que influya la lengua en el fracaso escolar». «No nos gusta ni el fondo ni tampoco la forma de su iniciativa. El PI no renunciará a la ley lingüística ni al decreto de mínimos», ha dicho.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias