Sucesos

Detenidas tres personas por obligar a ejercer la prostitución a dos mujeres en Palma

Trabajaban 20 horas al día en condiciones de esclavitud en un piso del barrio palmesano de Camp Redó

menores
Imagen de archivo de una intervención de la Policía Nacional.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La Policía Nacional ha detenido esta semana a tres personas, un hombre español de 52 años de edad, y dos mujeres de origen colombiano de 26 y 27 años de edad, como presuntos autores de varios delitos relativos a la prostitución y pertenencia a grupo criminal, ocurridos en el barrio palmesano de Camp Redó.

Según ha informado la Policía este domingo en nota de prensa, los hechos se iniciaron el pasado 24 de agosto, cuando la UCRIF, grupo IV, recibió una denuncia de que dos mujeres extranjeras estaban siendo obligadas a ejercer la prostitución en un piso ubicado en Palma, en la barriada de Camp Redó.

Las víctimas consiguieron huir del piso clandestino para denunciar los hechos. Así, cuando los agentes tuvieron conocimiento y después de recabar datos de las víctimas, se desplazaron al lugar para verificar lo denunciado, por lo que finalmente se procedió a la detención de los presuntos autores.

Al parecer, las denunciantes habrían sido engañadas en su país de origen, donde les ofrecieron venir a Palma a trabajar como camareras de piso o cuidadoras de hogar por una suma de dinero «interesante».

Los denunciados, a sabiendas de la precariedad que pasaban en su país las víctimas, aprovecharon la situación para que aceptarán el engaño. Una vez llegadas a Palma, estos quitaron el pasaporte a las mujeres, a la vez que las encerraron en un piso y les obligaron a ejercer la prostitución, puesto que habían generado una deuda con ellos, bajo amenaza tanto hacia ellas como hacia sus familiares en su propio país, informa Europa Press.

Las mujeres estaban en el piso en régimen de acuartelamiento, siendo sometidas a vigilancias tanto dentro del inmueble como el poco rato que les dejaban salir de este, obligándolas a atender a todos los clientes aunque no fueran de su agrado y trabajar las 24 horas salvo tres horas al día que les daban de descanso. Las condiciones económicas era que la gran parte de lo recaudado se lo quedaban los detenidos.

Por todo ello, se procedió a la detención de los implicados, quedando la operación abierta y no se descartándose nuevas detenciones.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias