inseguridad ciudadana

El Ayuntamiento de Palma amplía el aforo de un bar en Santa Catalina en plena polémica con los vecinos

Urbanismo avalará este martes la solicitud presentada por un conocido restaurante de la calle Fábrica

El alcalde dice que hay presencia policial "aunque no vaya de uniforme" y los vecinos responden: "No nos menosprecie tanto"

Un vecino del ruidoso barrio de Santa Catalina de Palma: «La zona está dejada de la mano de Dios»

Palma Santa Catalina
Carteles en los balcones del barrio de Santa Catalina de Palma exigiendo silencio, respeto y civismo.

En plena polémica con los vecinos y residentes en los barrios palmesanos de Santa Catalina y Es Jonquet por la afluencia masiva de público cada fin de semana a los numerosos locales de ocio nocturno y bares que hay en la zona, el Consejo de Gerencia del Ayuntamiento de Palma liderado por el alcalde socialista, José Hila, aprobará este martes la ampliación de uno de múltiples restaurantes de la peatonalizada calle Fábrica.

En principio, la Concejalía de Modelo de Ciudad que dirige la edil independentista, Neus Truyol, ha rectificado su negativa inicial, y ha estimado el recurso presentado por la propiedad del local, que obtiene así el visto bueno para la ampliación del aforo del mismo.

Pese a las demandas vecinales que exigen una restricción de estos negocios, el gobierno municipal avala una ampliación que, este martes, obtendrá el respaldo de los integrantes de la Gerencia de Urbanismo. Todo ello después de que el alcalde de Palma asegurara hoy en rueda de prensa, tras el primer operativo policial en Santa Catalina, que la Policía Local «está, aunque no vaya de uniforme».

En relación a las quejas vecinales ante la ausencia de vigilancia policial los fines de semana, Hila ha indicado que en ocasiones, los agentes «no van de uniforme, pero no significa que no estén», y ha puesto como ejemplo que los integrantes de la Patrulla Verde no van uniformados pero las sanciones por los incumplimientos «se imponen, llegan y son importantes».

La realidad es que en plena ebullición de los locales de ocio de la zona el pasado sábado cuando mayor concentración de público hay, la Policía Local solo levantó un acta de denuncia, según los datos proporcionados por la concejala socialista de Seguridad Ciudadana, Joana Maria Adrover, por deterioro de la tranquilidad del entorno que es la mayor reclamación y queja vecinal. Será por ello que la Asociación de Vecinos Barrio Cívico de Santa Catalina reaccionó a las declaraciones del alcalde apuntando en su cuenta en las redes sociales:

«Nos quiere hacer comulgar con ruedas de molino. Ahora dice que estemos tranquilos, que si no vemos policía no es que no los haya, es que no van de uniforme. Y se queda tan pancho el hombre».

Y en un segundo, tuit la entidad remachaba: «Señor alcalde, no nos menosprecie tanto, no somos tan cortos. El despliegue del viernes fue pura propaganda, y el sábado y el domingo los agentes ya no hacían nada, sólo estar y de manos cruzadas».

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias