Salud

¿Qué sabemos sobre la enfermedad de Lupus?

0 Comentar

Es una de las grandes desconocidas de nuestra época. La enfermedad de Lupus esconde muchas incógnitas. Por ello, hoy vamos a averiguar qué es, por qué se produce y cuáles son sus síntomas.

¿Qué es el Lupus?

Lupus
La enfermedad de Lupus es una patología crónica.

Según los datos de la Sociedad Española de Reumatología, el Lupus afecta aproximadamente a 40.000 personas en España. Se trata de una enfermedad autoinmune, de carácter crónico y reumática. Puede afectar a cualquier órgano, a las articulaciones y a los músculos. También puede provocar daños en la piel, el riñón, etc.

Suele afectar más a las mujeres en edad fértil (de los 15 a los 35 años). En los enfermos de Lupus, las células del sistema inmunológico afectan a las propias del organismo. Por este motivo se producen inflamaciones y daños en los tejidos.

¿Por qué se produce?

Lupus
Aún se desconocen las causas definitivas de esta enfermedad.

Sus causas no están claras. Hay quien defiende que es un problema hereditario. Algunas investigaciones apuntan que en el lupus existe una predisposición genética. Sin embargo, también reconocen que es difícil comprobarlo científicamente.

A pesar de los avances que se han producido en las últimas décadas, la causa del Lupus continúa sin estar totalmente aclarada. Al igual que ocurre en otras enfermedades autoinmunes, parece claro que algún factor ambiental (probablemente más de uno) actuando sobre individuos genéticamente predispuestos es capaz de desencadenar la enfermedad. Se ha especulado con la posibilidad de que este agente desencadenante sea algún microorganismo, especialmente un virus, aunque no se conoce con exactitud”, explica el Dr. Manuel Romero, reumatólogo de la Clínica de Reumatología y médico de Doctoralia.

Sus síntomas

Lupus
Las erupciones cutáneas son uno de sus síntomas.

Los síntomas de la enfermedad de Lupus resultan muy variados, pero los más comunes son:

  • Tener fiebre recurrente.
  • Dolores musculares y en las articulaciones.
  • Cansancio constante.
  • Anemia y debilidad.
  • Enrojecimiento y erosión en la piel y en las mucosas.
  • Caída del cabello.
  • Pericarditis y afecciones en el corazón.
  • Inflamación en el riñón (o en los dos). Por ello se produce hinchazón de cara y piernas.
  • Cefaleas.
  • Diarreas, problemas gastrointestinales.
  • Hiperactividad o estado depresivo.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias