Alimentación

Recetas saludables: tallarines de calabacín con salsa de tomate

Recetas saludables: tallarines de calabacín con salsa de tomate
espaguetis22
0 Comentar

Hay una nueva forma de comer verduras y es empleando la imaginación. Seguro que a los más pequeños de la casa les entusiasma la idea que te proponemos hoy en el capítulo de recetas saludables: tallarines de calabacín con salsa de tomate. Se trata de una propuesta muy atractiva y ligera, que te permitirá comer verdura como si estuvieras llevándote a la boca pasta.

Existen muchas maneras de conseguir esos hilos de calabacín que imiten a los espaguetis. Se puede utilizar un espiralizadora, una mandolina y en el caso de no tener a mano ningún aparato se puede realizar con cuchillo intentando ser lo más precisos posibles a la hora de cortarlo. La salsa que se elaborar como acompañamiento será bastante ligera e igual de saludable.

Para una ración de este plato se necesitarán los siguientes ingredientes: un calabacín de tamaño medio, dos tomates maduros, un diente de ajo, una cebolleta pequeña, medio vaso de vino blanco, medio vaso de caldo de verduras, pimienta negra, media cucharadita de orégano, aceite de oliva, sal y como ingrediente opcional también se encuentra el queso rallado.

Proceso de elaboración

En primer lugar hay que lavar bien tanto los tomates como el calabacín. Se cortarán los extremos de este último y se cortará en tiras finas con la ayuda de una mandolina. No descartes tampoco la opción del cuchillo. También puedes conseguir un gran resultado si lo cortas primero en láminas rectas y a continuación recortas las tiras. Algunas rechazan la parte central del calabacín para esta recta, así que nosotros la guardaremos para otro plato o para hacer un puré de verduras.

Se pica el ajo y se corta en dados el tomate, que debe estar bien maduro. A continuación habrá que calentar en una sartén un poco de aceite de oliva y rallar la cebolleta. Cuando coja un poco de color será el momento de meter el ajo. Durante un minuto se saltea y se introducirán los tomates, que estarán al fuego unos diez minutos. No hay que olvidarse de echar la sal y la pimienta.

Una vez transcurridos este tiempo se le añadirá a la sartén las tiras de calabacín, que se regarán con caldo y vino blanco a fuego lento. En ningún momento hay que dejar de remover para que no se pegue nada. El caldo que hemos introducido se irá reduciendo y cuando la verdura se encuentre al punto será el momento de retirarla del fuego. Para aprovechar al máximo los nutrientes del calabacín es mejor que no se haga demasiado, así que al dente estará perfecta. Al final se le añadirá el toque de orégano y es si es preciso un poco de queso rallado para darle un sabor diferente.

Esta receta, además de saludable, está al alcance de cualquier persona ya que son ingredientes que se encuentran en cualquier casa y apenas nos llevará 20 minutos su preparación. Se trata de un plato muy ligero, pero al mismo tiempo saciante. Puede ser un primer plato muy interesante para introducir en tus menús.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias