Entrenamiento

Claves para iniciarse en el triatlón

Claves para iniciarse en el triatlón
TriatlonTransicion
0 Comentar

Ciclismo, natación y carrera a pie se combinan en el triatlón, una de las disciplinas más completas que existen. Posiblemente no sea un deporte apto para todo tipo de personas. No obstante, muchos suelen recalar en esta especialidad con ánimo de probar algo nuevo y encontrar nuevos desafíos. Para que nadie sufra lesiones ni abandone antes de tiempo te damos unas claves para iniciarse en el triatlón.

No hace falta ser un superatleta para atreverse con este deporte. Sólo hay que tener ganas de explorar nuevas experiencias. Por lo general se componen de 1.500 metros de natación, 40 kilómetros en bicicleta y 10 kilómetros corriendo. No se trata de ser el más rápido en una de las pruebas, ya que en realidad lo que se aconseja es mantener la regularidad en todas las disciplinas.

Aspectos a tener en cuenta

Para sacarle el mayor partido posible a nuestro rendimiento hay que trabajar la técnica adecuada de cada una de las modalidades. Otro aspecto a valorar es la alimentación. Nuestro organismo debe tener en todo momento unos niveles de energía adecuados para soportar este esfuerzo.

triatlon

El descanso será esencial para que el cuerpo se vaya adaptando a la carga de entrenamiento. Habrá un proceso de adaptación metabólica y fisiológica en las primeras sesiones y gracias a los descansos será posible que el organismo asimile el trabajo realizado. Como en cualquier disciplina de larga duración es preciso que la mente se prepare para soportar tales esfuerzos. Esto se puede entrenar y seguro que de esta manera no te retirarás tan fácil de las competiciones o de los entrenamientos.

Cómo realizar los primeros entrenamientos

Para afrontar un triatlón con unas mínimas garantías de éxito hay que ser muy constante en el tiempo. No basta con ejercitarse durante unas semanas. En esta fase inicial nos toca aprender la técnica adecuada de cada deporte, y una vez que la tengamos adquirida será el momento de prepararnos físicamente y trabajar la resistencia.

Hay que tener en cuenta en primer lugar nuestra experiencia previa en cualquiera de las tres modalidades. Por ejemplo, en el caso de los nadadores, lo tendrán más sencillo y tendrán que incidir sobre todo en la técnica de carrera. Los que cuenten con experiencia con la bicicleta deberán preparar sobre todo las transiciones de una prueba a otra, mientras que los especialistas en correr suelen tener más problemas con la natación. Resulta complicado encontrarse a un deportista que se desenvuelva con soltura en las tres.

Las transiciones es uno de los puntos que más se deben trabajar. Para ello hay que entrenar la colocación de material, colocarse las zapatillas, coger la bicicleta o los cambios de ritmo demasiado bruscos. Lo más importante de todo es que se pierda la menor cantidad posible de tiempo en estas fases.

En esta fase inicial lo mejor es que te centres cada día en un deporte. Tu cuerpo irá asimilando la carga de trabajo y el esfuerzo. Más adelante habrá jornadas en las que te toque combinar un par de disciplinas.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias