El juego del verano en Cádiz se llama Croquemon Gou

El juego del verano en Cádiz se llama Croquemon Gou
El juego del verano en Cádiz se llama Croquemon Gou

“Si la gente va por el mundo cazando Pikachus ¿por qué no vas a cazar tú croquetas? ¡Que además tienen jamón dentro!”. Esta reflexión cargada de humor no podía provenir de otro sitio más que de Cádiz, donde el Colegio Oficial de Tapatólogos de la provincia ha aprovechado la popularidad de Pokémon Go para crear “el juego del verano”: Croquemon Go. Su cometido es cazar croquetas buenas por los bares de la provincia de Cádiz, misión que debes cumplir antes del viernes 12 de agosto.

El juego del verano en Cádiz se llama Croquemon Gou

Los interesados en participar en Croquemon Go tendrán que enviar una fotografía de la croqueta capturada, ya sea entera o con el bocado ya dado, e indicar dónde la han comido. Hay distintas vías para hacerla llegar a la organización, todas ellas las encontrarás en el blog Cosas de Comé, responsables de Croquemon Go.

“Para participar será suficiente con enviar una foto en la que aparezca la croqueta que se quiere destacar por su calidad, por la cremosidad de su bechamel, por la originalidad de su relleno, por la perfección del empanado, por la cantidad de tropezones que lleva el relleno… o simplemente porque te ha gustado una jartá”, explican desde la organización. “En la foto deberá aparecer la croqueta cazada bien entera o, como máximo, con un bocado dado. Se deberá mostrar la croqueta sola, pinchada con un tenedor o incluso el propio autor de la foto se podrá hacer un ‘selficroquet’ con la ovoide para mostrar al mundo su felicidad croquetera”.

El juego del verano en Cádiz se llama Croquemon Gou

El ganador de Croquemon Gou obtendrá un lote de tres libros sobre gastronomía gaditana:

– Un ejemplar de la última edición del libro de Carlos Spínola ‘Cocina y gastronomía gaditana’, una auténtica primicia ya que el libro acaba de salir.
– Un ejemplar del libro ‘Secretos culinarios del atún de almadraba’ de Paco Vázquez, Robert Greisser y Macarena Villegas, otra joya ya que fue uno de los primeros libros que se escribieron sobre el atún de almadraba y se hizo en el año 2001.
– Un ejemplar del libro ‘Memorias de una isla de olores y sabores’ de Pepe Oneto, un completísimo recorrido por la cocina de San Fernando, con más de cien recetas.

Lo último en Viajes