Gadgets

¿Por qué ha vuelto a ponerse de moda el Tamagotchi?

Tamagotchi
El éxito de los 90

Si eres de la década de los 80 o 90, incluso antes, recordarás, un extraño juego llegado de Japón, que tenía embobados a los niños en aquella época. Era el Tamagotchi, un pequeño huevo de plástico que los jóvenes y adolescentes cuidaban con mimo, ya que en su interior se escondía un sencillísimo videojuego, en el cual debías cuidar de tu mascota irtual. Alimentarla mal o tenerla descuidada implica que iba a fallecer. Un modelo de éxito que nos dejó huella y que ahora, 25 años más tarde, regresa con fuerza.

¿Qué era el Tamagotchi?

Fue Aki Maita, una Joven japonesa que, frustrada, por no tener una mascota, inventó la idea de tener una Virtual. Así nacía el Tamagotchi, que venía de la mano de la compañía de juguetes Bandai. Ese pequeño juguete escondía una minúscula pantalla con esa mascota a la que había que limpiar la caca, darle de comer o proporcionarle los cuidados habituales que se le dan a cualquier Animal. Si te comenzabas a portar mal y la desatendías, el huevo comenzaba avisarnos con unos pitidos estridentes, señal de que el Tamagotchi iba a pasar al otro barrio y desaparecía para siempre. Un trauma que dejó huella en más de un niño de la época.

A decir verdad, el Tamagotchi nunca murió del todo, pero su impacto fue decayendo con el paso del tiempo, si bien algunos incondicionales se empeñaban en mantenerlo vivo.

Ahora es posible volver a jugar en formato aplicación, incluso la propia marca original que se lo lanzó en 1996 lo ha rediseñado ofreciendo más posibilidades y colores. El tamaño también ha variado, es más grande, lo mismo que ha ocurrido con nuestros teléfonos móviles. Pero la esencia de Tamagotchi sigue siendo la misma, cuidar de un personaje virtual que nos tiene encandilados y al que hay que proporcionar todos los cuidados posibles.

Para los más fieles, es posible comprar en comercios electrónicos, como Amazon, el producto original con toda la esencia de la época. Nunca un sencillo huevo de plástico y tres botones dieron tanto juego. Parece mentira que un objeto tan mínimo haya sido capaz de entretener a niños en cualquier parte del mundo.

Quizás una de las claves que explique el éxito del Tamagotchi era su precio económico, su sencillez y el de establecer un vínculo emocional con un videojuego al que queríamos más que cualquier otro. Puede ser el regalo bomba de las Navidades, pon un Tamagotchi en tu vida para volver a aquella época en la que éramos capaces de entretenernos con poca cosa.

 

Lo último en Tecnología

Últimas noticias