CRIMEN EN TAILANDIA

Orden de arresto contra ‘Big Joke’, el policía que encarceló a Daniel Sancho, a 7 días del juicio

Se le acusa de lavar más de 7,7 millones de euros

Es el jefe policial que pidió pena de muerte para Daniel Sancho

Daniel Sancho
El ex subdirector de la Policía de Tailandia, "Big Joke", durante sus apariciones públicas durante el caso de Daniel Sancho.

La Policía de Tailandia ha librado una orden de arresto contra Big Joke, el jefe policial que encarceló a Daniel Sancho, a sólo siete días del inicio del juicio en Tailandia contra el español.

El antiguo subdirector policial, Surachate Hakparn, más conocido como Big Joke ha sido acusado de supuestos vínculos con una trama ilegal de sobornos. Se le acusa de aceptar dinero y haber participado en el lavado de más de 7,7 millones de euros. Es el hombre que pidió la pena de muerte para Daniel Sancho durante una rueda de prensa de su departamento.

La orden de arresto contra Big Joke llega después de que el policía haya eludido hasta en tres ocasiones los requerimientos de las autoridades para declarar sobre el caso por el que está siendo investigado desde hace meses.

En febrero, Surachate fue señalado por la Oficina Central de Investigación (CIB) por sus supuestos vínculos con la trama de sobornos de una web de apuestas ilegales.

Esa fue la razón del registro que se produjo el pasado septiembre en la casa de Big Joke en Bangkok, en un momento en el que el subdirector de la Policía se postulaba para ser nombrado director de la Policía Nacional.

El «azote» de Daniel Sancho

En los últimos meses, y desde su cargo como subdirector de la Policía de Tailandia, Big Joke se convirtió en el «azote» de Daniel Sancho, dirigiendo contra el español una investigación sin piedad que buscaba su condena a muerte. Así lo anunció el alto cargo policial en una de sus últimas apariciones en público.

El mandatario policial, ahora bajo una orden de arresto de los suyos, no dudó en manifestar sin pruebas que Daniel Sacho había apuñalado en el pecho a Edwin Arrieta antes de descuartizar su cuerpo.

Durante una rueda de prensa y obviando que la autopsia no mencionaba jamás la posibilidad de un apuñalamiento, Big Joke noi dudó en exhibir la camiseta de la víctima con un ojal en el pecho producido, según él, por un cuchillo que empuñaba Sancho. Todo esto sin que el torso de la víctima haya aparecido hasta el momento.

¿Cuándo empieza el juicio?

La caída en desgracia del que fue subdirector de la Policía Tailandesa durante el caso Daniel Sancho, llega justo una semana antes de que arranque el juicio, el día 9 de abril, contra el español por el asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta.

Daniel Sancho se encuentra en prisión provisional en Tailandia desde el pasado 7 de agosto de 2023, cuando fue detenido por la muerte del doctor  Arrieta.

Tras más de ocho meses de procesamiento, en menos de una semana, se inicia el juicio que decidirá el futuro del hijo del famoso actor Rodolfo Sancho.

Está previsto que la vista oral se prolongue durante casi cuatro semanas con la participación de casi 60 testigos propuestos por ambas partes, la Fiscalía y la defensa de Daniel Sabcho que ejerce el despacho de los abogados Marcos García Montes y Marcos García Ortega.

El proceso iniciará con un alegato inicial de la defensa y la Fiscalía de unos cinco minutos, y se cerrará el 3 de mayo con un alegato final de también 5 minutos que podrán hacer ambas partes implicadas.

Durante el juicio, el juez podría dar por finalizado el asunto en cualquier momento y decretar una condena si considera que ya tiene suficiente información. El turno de Daniel Sancho llegará al final, una vez que sean oídos todos los testigos.

Asesinato premeditado

Daniel Sancho se enfrenta a las acusaciones de asesinato con premeditación, ocultación de cadáver y destrucción de la documentación de la víctima, que ya en su día hizo la Policía de Tailandia y secunda la Fiscalía.

Hasta ahora, Daniel Sancho sólo ha admitido ante la Policía y el juez, haber matado accidentalmente a Edwin Arrieta. Su defensa ha avanzado en las últimas horas que impugnará gran parte del proceso al considerar que se manipularon sus declaraciones y se le detuvo sin garantías.

En Tailandia, una condena por cargos tan graves está penada con la pena de muerte o la cadena perpetua, aunque hace años que no se ejecuta a los condenados.

Lo último en Sucesos

Últimas noticias