ABRIÓ FUEGO EN SU EMPRESA

La justicia autoriza al pistolero de Tarragona a recibir la eutanasia este mes de agosto sin ser juzgado

pistolero tarragona
El pistolero de Tarragona.

Eugen M.S, de 45 años y de origen rumano, conocido como ‘el pistolero de Tarragona’ por el suceso que protagonizo en diciembre de 2021, podrá recibir finalmente la eutanasia antes de ser juzgado según ha podido saber OKDIARIO. En un auto de la sección de vacaciones del Tribunal Constitucional, con fecha de 9 de agosto, la justicia permite al delincuente acabar con su vida antes de ser juzgado. Una decisión que va en contra de lo que pedían sus víctimas. El hombre, defendido por el despacho Vosseler Abogados de Barcelona, había pedido morir de forma asistida por culpa de las graves secuelas que le quedaron tras ser abatido por los Mossos en una casa rural de Riudoms (Tarragona) horas después de disparar a varios de sus excompañeros de trabajo. La eutanasia se le practicará el 23 de agosto en el hospital de Terrassa (Barcelona).

El auto del TC que confirma el derecho a morir.
El auto del TC que confirma el derecho a morir.

Este ex vigilante de seguridad de la empresa Securitas llevaba un tiempo reclamando a la empresa una cantidad económica que, según él defendía, se le adeudaba. Y ya había amenazado a su ex jefe y a algunos compañeros de que, en caso de no satisfacer el pago, serían ellos quienes lo pagarían. Dicho y hecho: el martes 14 de diciembre del año pasado, Eugen, se presentó armado en su ex empresa y arremetió a tiros contra el gerente y otras dos personas, dejándoles heridos de gravedad. El hombre sabía perfectamente lo que hacía y disponía de armamento suficiente para llevar a cabo su ataque contra su ex empresa. En días anteriores al incidente, la discusión con sus antiguos superiores había subido de tono e incluso. En su huida también disparó a un agente de los Mossos y tuvo tiempo incluso para enviar por correo electrónico un último mensaje a su ex empresa: «Felices fiestas, cabrones».

Suceso

«Fue como un petardazo, y luego salió corriendo», aseguraban algunos testigos del suceso. Pasaban unos minutos de las once de la mañana en la habitualmente tranquila plaza de la Media Luna, en el centro de Tarragona, cuando una serie de detonaciones pusieron en alerta a los vecinos que transitaban por la zona este pasado martes. Instantes después comprobaron como una persona, con una chaqueta negra y de alrededor de 1,8 metros de estatura, abandonaba un portal de esa plaza a toda velocidad. Visiblemente nervioso y cargando una bolsa de deporte, el hombre se introdujo en un vehículo gris, un Citröen Xsara, y emprendió la huida. Desde dentro del portal donde ocurrieron los hechos, sede regional de la empresa Securitas, se escuchaban los gritos de una mujer.

Lo último en Sucesos

Últimas noticias