Uno de los pederastas más buscados del mundo se escondía en Fuenlabrada

Uno de los pederastas más buscados del mundo se escondía en Fuenlabrada
Pederasta

Tras cinco años de huida la Unidad Central de la Guardia Civil ha detenido en Madrid al ciudadano peruano Hamphrey C. acusado de pederastia. Al presunto delincuente le perdió su afición taurina.

Para los encargados del hotel de Fuenlabrada (Madrid) donde se alojaba, Hamphrey no era más que un albañil de reformas que sobrevivía haciendo chapuzas, pero para la INTERPOL este hombre de 49 años era uno de los pederastas más buscados del mundo de la lista de alertas rojas que manejan las policías de los cinco continentes.

La policía de Perú le perseguía por agresión sexual continuada a su propia hija entre los años 2011 y 2014 cuando la menor contaba entonces con 11 años de edad. Las violaciones fueron constantes hasta que tras la denuncia de un familiar el presunto delincuente huyó de su país perdiéndose su pista. Desde entonces estaba en la lista roja de INTERPOL donde se exponen las características físicas del detenido y las últimas pistas sobre su paradero.

A principios de 2019 una de esas pistas llegó a manos del Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. Los investigadores averiguaron que el presunto violador residía en Madrid aunque cambiaba continuamente de domicilio gracias al apoyo económico que le prestaban sus familiares afincados en España. Las pesquisas de los guardias les llevaron entre otros a un domicilio de Griñón donde un familiar le cobijaba sin saber la acusación que pendía sobre el prófugo. Hamphrey había desaparecido hacía unos días y desde entonces se ocultaba incluso de su propia familia con la que raramente contactaba.

Sin embargo a pesar de las precauciones que tomaba, fue su afición a los toros la que dio la clave definitiva a los investigadores para atraparle. Apasionado de la tauromaquia Hamphrey sólo se mostraba en público en ese ambiente pero cometió un error imperdonable para un fugitivo. El pederasta buscado por la INTERPOL subió a las redes sociales una fotografía vestido a la manera de las corridas goyescas en la puerta de la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid. La misma imagen que ilustra esta información de OKDIARIO.

Tirando del hilo los guardias de la UCO descubrieron que Hamphrey, huérfano ya del apoyo económico de sus familiares, se buscaba la vida como podía. Así los guardias comprobaron asombrados que el presunto pederasta se dedicaba, vestido de goyesco, a pasear en una calesa a turistas y aficionados taurinos los días de festejos. Así consiguieron ubicar al delincuente y obtener su última dirección, la de un hotel en el municipio madrileño de Fuenlabrada. Los encargados del hotel, necesitados de reformas en el edificio, hallaron una tarjeta que el pederasta había dejado en una gasolinera cercana anunciándose como albañil especializado en reformas. Y desde entonces el hotel alojaba al pederasta a cambio de que se encargara de las chapuzas de albañilería del edificio.

Ahora el presunto pederasta está en prisión por orden del Juzgado Central de Instrucción 2 de la Audiencia Nacional mientras espera el momento de la extradición.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias

. . . . . . . . .