Violencia de género

Dos policías hacen de canguro de dos bebés mientras su madre denunciaba a su pareja por maltrato

Dos agentes de la Policía Local de San Sebastián de los Reyes hicieron de 'canguros' de dos niños de corta edad, después de detener a su padre por maltrato y llevar a su madre al hospital. Un trance que los menores pasaron durmiendo plácidamente.

policia
Los dos agentes que hicieron de canguros ante una situación de violencia de género en Madrid.

Miembros de la Policía Local de San Sebastián de los Reyes (Madrid) han vivido esta semana una situación que no olvidarán en mucho tiempo. Tras detener a un hombre por un delito de violencia de género y acompañar a la víctima al hospital, dos agentes se quedaron en el domicilio para cuidar a los dos gemelos del matrimonio mientras dormían: "No se enteraron de nada", dicen.

A las 23 horas del pasado miércoles, el centro de emergencias del 112 registra la llamada de una vecina de la colonia ‘Race’, en San Sebastián de los Reyes. Denuncia que está oyendo fuertes gritos y golpes en una vivienda colindante a la suya.

Ante la previsión de que se trataba de un episodio de violencia de género, dos patrullas se presentan en el inmueble y se encuentran a una mujer de origen sudamericano "muy alterada, nerviosa y llorando", cuentan fuentes conocedoras del suceso a OKDIARIO.

Los agentes encuentran también a un varón, que se identifica como el marido de la mujer. Ambos son separados para tomarles declaración de forma individual "evitando que algunas de las partes pudiera coaccionar a la otra con gestos o la simple presencia". El protocolo policial habitual ante estos casos.

Dos gemelos durmiendo

La mujer manifiesta que su pareja, con la que tiene dos gemelos de 3 años, llegó a casa por la noche "exigiendo que le hiciera la cena". Tras una discusión, el hombre le propinó "un fuerte golpe en el lado derecho de la cara, impactando también en el oído".

Un operativo médico del SUMMA de la Comunidad de Madrid se presenta en el domicilio y certifica que la mujer presenta signos de tener una contusión en el rostro causada por una agresión. Levantan un informe clínico de intervención en el que figuran las circunstancias de la agresión. En ese momento, los agentes le comunican al hombre que queda detenido por un presunto delito de violencia de género.

Los agente comprueban que el presunto agresor tiene antecedentes y detenciones previas por hechos similares, pero la mujer había solicitado voluntariamente el levantamiento de la orden de alejamiento. "Como suele pasar habitualmente", admiten las fuentes policiales consultadas.

El equipo sanitario que trataba a la mujer recomendó entonces su traslado a un hospital para una mejor valoración de las lesiones, pero la mujer se niega: sus dos hijos, niño y niña, están en su habitación dormidos y no puede dejarles solos. Les comunica a los agentes que no tiene familia en España, y que las únicas personas que conoce son familiares de su marido. Se niega a dejarles con ellos.

Policías-canguro

Ante esa situación, la única salida -cuentan fuentes policiales- sería llamar a la Fiscalía de Menores y a los servicios sociales para que se hagan cargo de los menores, que seguían durmiendo y ajenos a todo. Pero los agentes proponen otra solución menos burocrática, y que supondría tener que trasladar a los menores: dos agentes se ofrecen para hacer de ‘canguros’ de los dos niños mientras la mujer es trasladada al hospital y a la comisaría para poner la denuncia.  Y así ocurrió. Se quedaron cerca de los menores, en silencio, cuidando de ellos.

Cuentan fuentes policiales que los menores "no se percataron de nada", y cuando su madre de volvió horas después, en plena madrugada, seguían durmiendo plácidamente. Una intervención que "se llevó de la mejor manera para perjudicar lo menos posible a la víctima, evitando la llamada doble victimización, por carecer de medios para dejar a sus niños" indican a OKDIARIO.

Al día siguiente, apenas doce horas después de la actuación, un juez decretó medidas de alejamiento del agresor, que no podrá tener contacto con su mujer ni con sus hijos.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias