Alfonso Villarroel, cazatalentos: «El candidato americano es el más complicado, es un actor maravilloso»

La función de un ‘headhunter’ o cazatalentos es la de seleccionar a los mejores perfiles para las grandes empresas. Este es el día a día de Alfonso Villarroel, que ha pasado por el maratón de entrevistas ’35 horas de palabras’ para explicar esta profesión tan curiosa y para enumerar los requisitos que debe poseer ese ‘perfil perfecto’.

Para Alfonso Villarroel, además de la preparación física y mental, también es importante que la persona tenga predisposición y quiera "ponerlo en práctica". También es importante resaltar que hay que seleccionar a la persona cuando se encuentre en un buen momento y esté "dando más".

"Ahora las empresas buscan más adaptación, el conocimiento cada vez está más generalizado", ha señalado el cazatalentos. Respecto a la crisis económica que nos ha azotado durante años, Villarroel piensa que ha servido para que muchas empresas viesen lo fuerte que eran y en cambio, otras que creían de su fortaleza han comprobado que no era así y las ha puesto "en su sitio". "La modestia es buena para el futuro", afirma el headhunter.

Cuando Alfonso Villarroel tiene que buscar un perfil para una empresa, suele buscar similitudes en proyectos anteriormente encargados. "Tiene una parte de curiosidad, tienes que ser curioso. El número de fracasos de la persona da igual, lo importante es cómo los viven", ha declarado.

Para este cazatalentos, el perfil americano es el más complicado que hay porque es "un actor maravilloso", es decir, es complicado saber qué es éxito y qué fracaso porque "ya en las universidades les enseñan el acting". "Sobreactuar en otras culturas está muy bien visto", ha declarado Villarroel, que considera que en España hay unos magníficos profesionales.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias