Piel

Tratamiento de un papiloma en el pie

Un bulto en la zona de nuestros talones, así como ligeras molestias, pueden tratarse de un papiloma en el pie. ¿Cómo tratar esta afección?

Papiloma en el pie
Cómo tratar un papiloma en el pie

El papiloma en el pie, más conocido como verruga plantar, es diagnosticado con mucha frecuencia entre la población mundial. Así mismo, aún es común confundirlo con otras afecciones podológicas, como los callos y los helomas (“ojos de gallo”). Pero en este caso, no se trata de un engrosamiento de la piel, y sí de una patología vírica relacionada con los papilomas virus humanos (VPH). A continuación, hablaremos en más detalles sobre los síntomas, las causas y el tratamiento del papiloma en el pie.

¿Qué es el papiloma en el pie o verruga plantar?

Como adelantamos, el papiloma en el pie es una enfermedad vírica ocasionada por el virus del papiloma humano (VPH). En este caso, la infección afecta la capa externa de la piel de los pies, y generalmente el virus entra al cuerpo a través de lesiones, cortes o grietas en esta región.

Se manifiesta a través de pequeños bultos en los talones y los puntos de la planta del pie que más soportan peso (más conocidos como verrugas plantares). Cuando estos puntos se someten a gran presión, las verrugas o bultos pueden crecer hacia dentro. De esta manera, pueden desarrollarse “escondidas” debajo de una capa de piel endurecida (callo).

El VPH tiene gran circulación en todo el mundo y, actualmente, se conocen a más de 100 variantes de este virus. Muy pocas de ellas provocan un papiloma en el pie, pero sí hay diferentes variantes que pueden conllevar al desarrollo de verrugas en otras partes del cuerpo.

Síntomas del papiloma en el pie

  • Formación de un bulto de piel pequeño, rugoso y granuloso en la planta del pie. Generalmente, en el talón, la base de los dedos o la parte delantera del pie.
  • Crecimiento de piel dura y engrosada sobre una zona bien definida de la piel del pie. Cuando la verruga crece hacia adentro y queda por debajo de un callo.
  • Puntitos negros (“semillas de verruga”): que, en realidad, son pequeños vasos sanguíneos coagulados.
  • Lesiones que interrumpen los surcos y las líneas normales de la piel del pie.
  • Dolor y sensibilidad al caminar o permanecer de pie.Papilomas en la piel

Tratamiento y prevención de un papiloma en el pie

La mayoría de las verrugas plantares no requieren tratamiento y desaparecen solas con el tiempo. En caso de que provoquen dolor o molestias al caminar y desempeñar otras actividades, lo ideal es consultar a un médico sobre algún medicamento o terapia benéfica para esta finalidad.

Actualmente, existen tratamientos exfoliantes, terapias de congelación (crioterapia) y con láser, que pueden ayudar a combatir las verrugas y aliviar los incómodos generados. También es posible emplear remedios caseros, como las compresas frías, el vinagre de manzana y el zumo de limón.

Respecto a la prevención, la principal recomendación es evitar el contacto con las verrugas (tanto tuyas como ajenas). Los buenos hábitos de higiene resultan fundamentales para prevenir el contagio y controlar la propagación de la enfermedad.

Como el VPH penetra en la piel del pie principalmente a través de lesiones y grietas, otra forma de prevenirlo es mantener la piel del pie protegida y bien hidratada. Además, una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable también ayudarán a fortalecer el sistema inmunológico.

Lo último en Salud

Últimas noticias