niños

Tips para conseguir que los niños coman legumbres

Para ello necesitamos imaginación y muchas dosis de paciencia. Pero se puede.

Una de las cosas que valoran los niños es saber de dónde proceden los alimentos.
Tips para conseguir que los niños coman legumbres

No es tarea fácil. Conseguir que los niños coman legumbres puede convertirse en toda una odisea si no sabemos cómo.

Para ello necesitamos imaginación y muchas dosis de paciencia. Pero se puede.

Fuera pastosidad

Según explica la FAO, una de los trucos es no cocinar alimentos algo pastosos, pues no les gustan ni a los niños ni a prácticamente a nadie. Esto se puede solucionar cocinando judías por ejemplo de otra manera para que la textura sea más agradable al paladar.

Ir juntos al mercado

Una de las cosas que valoran los niños es saber de dónde proceden los alimentos. Entonces es factible poder ir juntos a comprar. Explicarle qué son las legumbres, que ellos mismos las cojan, ven los tipos que hay, los precios y de esta manera será algo más fácil introducir este alimento en la cocina.

En el huerto

Los niños también participar en las acciones de coger los alimentos. Según la FAO; un consejo es acompañarlos al huerto y que ellos siembren su propia variedad en su patio o huerto para que los niños puedan aprender de dónde procede la comida. Pues así ven el proceso desde el inicio, desde que se cultiva hasta que crecen, se recogen y luego se cocinan.

Todos en la cocina

La FAO establece más recomendaciones para conseguir que los niños coman legumbres. Por ejemplo se trata de involucrar a los niños en la cocina. En la preparación, en ayudar a cortar y a poder cocinarlos. Es una motivación más que les implica en la elaboración de los alimentos.

No será algo nuevo para ellos. Podemos pedirles a los niños  que ayuden a preparar las legumbres dejándolas en remojo en unos cuencos con agua. Y hacerles responsables del proceso pidiéndoles que controlen el tiempo de remojo o fijen un lapso de tiempo para regresar y comprobar el estado de las legumbres.

Incorporar legumbres a sus sopas favoritas

En general, a los niños les encanta la sopa. Por tanto, no es nada extraño que podamos añadir estas legumbres a sus sopas favoritas. Se trituran y se incorporan fácilmente a sopas, guisos e incluso salsas. La FAO explica que no solo añaden sabor e intensidad, sino también ayudan a espesar sus sopas y guisos para hacerlos más apetitosos y nutritivos.

 

Lo último en Salud

Últimas noticias