minerales

¿Qué síntomas indican que sufres deficiencia de magnesio?

¿Qué síntomas indican que sufres deficiencia de magnesio?
¿Qué síntomas indican que sufres deficiencia de magnesio?

Todo en exceso es malo, pero cuando hablamos de nutrición y elementos vitales para el cuerpo,  debemos siempre estar atentos de no sufrir ninguna deficiencia, pues puede ser muy negativo para nuestro organismo y generar problemas más graves si esta insuficiencia no se trata a tiempo. Descubre qué síntomas indican que sufres deficiencia de magnesio.

En caso de hacernos una analítica que revele que tenemos una carencia de magnesio, es importante que sepamos lo que eso significa, y es que de hecho, este mineral es un nutriente esencial que el cuerpo necesita por las múltiples funciones que este tiene en nuestro organismo.

¿Qué función tiene el magnesio?

Se encarga, además de la regular la función de los músculos, el sistema nervioso y los niveles de azúcar en la sangre, de formar proteínas, masa ósea y ADN. Por ello, una deficiencia de este nutriente puede provocar estragos en nuestra salud.

Los niveles correctos de magnesio en los adultos suelen ser de 310 a 420, variando este número dependiendo del sexo del paciente. Aun así, los síntomas que indican la carencia de este nutriente son los mismos para ambos.

¿Qué signos observamos?

Esta deficiencia suele manifestarse en las personas produciendo debilidad generalizada, la cual suele presentarse como entumecimiento de los músculos, fatiga y pérdida de apetito.

Además, se pueden dar vómitos, espasmos o calambres musculares e incluso nistagmos, nombre que se le da a un movimiento involuntario y normalmente rápido de los ojos.

Solo en los casos más graves, se producen también convulsiones, cambios de personalidad y anomalías en el ritmo cardíaco; pero antes de llegar a este punto, si el paciente se hace los análisis rutinarios convenientes, la insuficiencia se suele detectar a tiempo y se aplica el tratamiento correspondiente.

Alimentos ricos en magnesio

Para prevenir este problema y ante la deficiencia de magnesio, lo más sencillo y recomendado es ingerir alimentos que contengan este nutriente, como por ejemplo las legumbres, las nueces, las semillas, los cereales integrales o las espinacas.

Lácteos como la leche o los yogures también son una muy buena fuente de magnesio. En el caso que incluir estos alimentos en nuestra dieta habitual no sea suficiente, existen alternativas complementarias a una dieta saludable que podemos encontrar en las tiendas a modo de suplementos dietéticos.

Si escogemos utilizar esta opción, debemos elegir sabiamente los productos con una absorción más sencilla; los más recomendados precisamente por ese motivo suelen ser el aspartato de magnesio, el citrato de magnesio, el lactato de magnesio o el cloruro de magnesio.  Aunque una dieta equilibrada ¡siempre será nuestra mejor baza!

Lo último en Salud

Últimas noticias