Frutas

¿Qué ocurre cuando comemos una fruta oxidada?

Cuando pelamos una fruta, como es la manzana, si no la usamos pronto se oxida. ¿Es saludable comer una fruta oxidada? Toma nota.

Comemos una fruta oxidada
El proceso de una fruta oxidada

La fruta oxidada no es la que se encuentra en mal estado, sino la que se pela o corta y no se come de inmediato. Este proceso también sucede cuando sufre golpes o roturas, lo que provoca que el alimento adquiera un color marrón, el signo visible de la oxidación. Comer una fruta que se ha oxidado no implica un riesgo para la salud, pero se reduce su valor nutricional y se altera su sabor. Para aprovechar los beneficios de comer alimentos saludables, como las frutas, lo mejor es consumirlas inmediatamente después de pelarlas o cortarlas.

¿Qué proceso sufre la fruta oxidada?

La oxidación es una reacción que sufre la fruta al contacto con el oxígeno, la cual desencadena la degradación de los compuestos fenólicos, reduciendo su capacidad antioxidante. Uno de sus resultados es la pérdida de vitaminas, como la vitamina C, que se transforma en una molécula inactiva.

Al oxidarse la fruta, no proporciona los nutrientes que son beneficiosos para la salud. Las frutas que más se oxidan son las manzanas, los plátanos, los aguacates, las fresas y las frambuesas. Por ello, una vez que se cortan, cambian su color muy rápidamente.Una fruta oxidada

¿Cómo evitar la oxidación de las frutas?

Para evitar la pérdida de nutrientes, lo más aconsejable es cortar la fruta con un cuchillo que no sea de metal y comerla inmediatamente. Pero si ya la has cortado y no vas a comerla, puedes guardarla utilizando algún truco para reducir su oxidación. Puedes colocarla en una bolsa de plástico o un envase al vacío dentro del refrigerador.

Los cítricos no se oxidan y puedes utilizar su jugo para conservar otras frutas. Para ello, cubre la parte de la fruta expuesta al aire con zumo de limón y envuélvela en papel film. En el caso del aguacate, puedes rociar el área expuesta con sal, pues es un buen conservante natural.

¿Qué hacer con la fruta oxidada?

Otro truco para reducir el proceso de la fruta oxidada es cortarla y dejarla en remojo unos 2 minutos. También puedes cortar la fruta, congelarla inmediatamente o cocinarla, pues con el calor se destruyen las enzimas que causan la oxidación. Puedes preparar manzanas al horno, compota, helado de frutas, etc.

La fruta oxidada no causa daños a la salud, pero es mucho mejor consumirla mientras proporcione grandes cantidades de vitaminas y antioxidantes. Estos son la base de la salud, proporcionan múltiples beneficios y protegen a tu cuerpo de la oxidación celular.

¿Conoces algún otro truco para evitar la fruta oxidada? Deja tu consejo en los comentarios o comparte y cuéntales a tus amigos en las redes sociales cómo aprovechar todas las vitaminas de las frutas.

Lo último en Salud

Últimas noticias