La fibrilación auricular requiere de un diagnóstico correcto para mitigar sus devastadores síntomas

Se estima que el 25% de las personas mayores de 80 años padece algún episodio de fibrilación auricular.

Las palpitaciones, la fatigabilidad, la falta de energía e la intolerancia a los esfuerzos son algunos de los síntomas.

Salud del corazón @Istock
Salud del corazón @Istock

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente en el corazón humano, por ello, es importante tener un diagnóstico adecuado que sea capaz de mitigar los devastadores síntomas y consecuencias que conlleva esta dolencia. Se estima que alrededor del 25% de las personas mayores de 80 años padecerá algún episodio cardiaco de estas características.

El doctor José Ángel Cabrera, jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid y director las II Jornadas de fibrilación auricular, síncope e ictus, explica que una de las consecuencias más destructivas de la fibrilación auricular es «la afectación importante de la calidad de vida debido a síntomas como las palpitaciones, fatigabilidad, falta de energía e intolerancia a los esfuerzos».

Diagnóstico correcto, diagnóstico sencillo

Y no sólo eso, además, explica el doctor Andreu Porta , cardiólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, investigador del CNIC y co-organizador de la jornada, la fibrilación auricular «aumenta el riesgo de padecer una embolia debido al enlentecimiento del paso de sangre por las cavidades cardiacas», ya que, «según las escalas de riesgo tromboembólico, una gran cantidad de pacientes afectos de fibrilación auricular deberán ser tratados con anticoagulantes orales, semejantes a Sintrom o bien con los anticoagulantes directos».

Las técnicas de ablación permiten controlar los síntomas de fibrilación auricular.

Razón por la que, apunta el experto, es «muy importante un diagnóstico correcto de la fibrilación auricular porque esta afección también está muy relacionada con el ictus». Explica, además, que el diagnóstico de esta patología es «extremadamente sencillo» porque cuando se padece un episodio de palpitaciones se debe «realizar un electrocardiograma donde se observa claramente un ritmo cardíaco irregular». Por ello, concluye el doctor Porta, «el tratamiento es fundamental, no sólo para control del riesgo tromboembólico si no para el control de los síntomas». 

La ablación de la fibrilación auricular para controlar síntomas

En los últimos años, para controlar los síntomas, según afirman los expertos del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, se ha consolidado de forma muy significativa el tratamiento la ablación de la fibrilación auricular.

Dos estudios muy recientes (CABANA y CIRCA-DOSE) avalan el uso de este tratamiento para conseguir disminuir las recurrencias de fibrilación auricular ya que se ha observado que con la tecnología disponible en la actualidad se consigue «una reducción en la cantidad de fibrilación auricular respecto a la fase pre-ablación del 99,3% de mediana con una tasa de complicaciones muy baja», explica el doctor Porta, para detallar que «junto con la ablación destaca la posibilidad de la colocación de dispositivos implantables para controlar si los episodios de fibrilación auricular se repiten y poder actuar en consecuencia de forma precoz».

Además, gracias al acceso a esta tecnología puntera, estos dispositivos son capaces de transmitir la información de forma telemática a su médico a través de internet. «La utilización de esta clase de tecnología es muy esperanzadora de cara a conseguir una prevención cercana al 100% de los episodios de fibrilación y disminuir al máximo el riesgo de ictus en nuestros pacientes», explica el doctor Cabrera.

El abordaje de la fibrilación auricular, prosigue el experto, «debe realizarse en centros especializados, donde se traten los precipitantes, desencadenantes y agravantes, como por ejemplo las apneas del sueño o la obesidad o la hipertensión arterial». Ya que, añade, con el control de todos estos factores se consigue «un beneficio adicional en cuanto a reducir la fibrilación auricular».

La II Jornada de avances diagnóstico-terapéuticos sobre fibrilación auricular, síncope e ictus se celebró recientemente se dedicó a tratar de forma detallada estas tres patologías interrelacionadas que afectan a un número muy elevado de pacientes. En la reunión se abordó la importancia de tratar conjuntamente estas tres patologías que comparten muchos enfermos.

Lo último en Salud

Últimas noticias