Felicidad

Estudio: ingresos altos, el tabaquismo y la felicidad

Recientes estudios sobre la relación entre los altos ingresos, el tabaquismo y la felicidad, han originado diversas conclusiones. ¿Qué hay que saber?

La felicidad y el dinero
¿Mucho dinero da felicidad?

Un grupo de investigadores analizaron los resultados de la encuesta Índice de Bienestar de Gallup-Healthways y hallaron datos muy interesantes. El bienestar emocional y la evaluación de la vida de los individuos se relacionan estrechamente con sus ingresos y su educación, pero el estado de salud, el tabaquismo y la soledad son elementos que influyen en las emociones diarias y la percepción de la felicidad. Más dinero no compra más felicidad necesariamente, pero la pobreza aumenta el dolor emocional.

¿Qué proporciona bienestar emocional?

El estudio se centró en analizar cuáles son los factores que afectan la felicidad y el bienestar de una persona, tomando en cuenta dos elementos del bienestar subjetivo:

  • El bienestar emocional: la calidad emocional de las experiencias diarias, como el estrés, la alegría, la tristeza, la ira; las emociones que hacen que la vida sea agradable o no.
  • La evaluación de la vida: se refiere a los pensamientos que surgen cuando la persona piensa en su propia vida, la felicidad o tristeza que experimenta al hacer un balance.Dinero colgado

¿El dinero compra la felicidad?

Los resultados del análisis de la encuesta revelaron que, a medida que se incrementan los ingresos, aumenta la evaluación de la vida y el bienestar emocional, pero no hay un incremento mayor más allá de cierto nivel. Un aumento de dinero causa bienestar, pero solo en el rango de ingresos bajos.

Los ingresos altos proporcionan satisfacción con la vida, pero no felicidad, mientras que la pobreza se relaciona con una baja satisfacción y un bienestar emocional bajo.

No obstante, un aumento del bienestar o la percepción de la felicidad generada por más dinero es transitoria, debido a la adaptación, y también es porcentual. Es decir, más dinero genera más satisfacción, pero por un tiempo corto.

Tampoco es importante la cantidad, sino el porcentaje.  No es lo mismo un aumento de 100 euros para una persona que gana un salario mínimo, que para una persona que tiene ingresos más altos que el promedio.

Conclusiones del estudio

  • Los ingresos bajos aumentan el dolor emocional frente a desgracias, como mala salud y divorcio.
  • La mala salud y la soledad tienen mayores efectos adversos en el bienestar emocional que en la evaluación de la vida. El dolor emocional asociado con la mala salud depende de los ingresos.
  • La educación genera emociones positivas. Ser un graduado universitario se asocia con una alta evaluación de la vida.
  • El tabaquismo es un predictor sorprendentemente fuerte de bajo bienestar, incluso con educación y altos ingresos. La propensión a fumar es un indicador de tensión.
  • La religión mejora el afecto positivo y reduce el estrés, pero no ejerce efectos en reducir la tristeza o las preocupaciones.
  • Las mujeres reportan más afecto positivo y una evaluación de la vida más alta que los hombres, pero también más estrés.

Comparte este interesante estudio sobre la felicidad. Deja tus comentarios y opiniones ¿Crees que el dinero compra la felicidad?

Lo último en Salud

Últimas noticias