Discapacidad

Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020: avances en época Covid

Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020: avances en época Covid
Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020: avances en época Covid

Este 3 de noviembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020, una jornada que tiene lugar desde el 1992, que al término del Decenio de las Naciones Unidas para los Impedidos (1983-1992), la Asamblea General proclamó este día para tomar conciencia sobre ello.

La OMS da datos sobre el número de discapacitados en el mundo: más de 1.000 millones de personas, lo que supone el 15% de la población mundial, son lo que tienen alguna forma de discapacidad. Además indican que esa cifra aumentará como consecuencia del envejecimiento de la población y de la creciente prevalencia de las enfermedades no transmisibles.

Objetivos de esta jornada

Para las Naciones Unidas, este día pretende, entre muchas otras cosas, promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo. Es importante entonces que jornadas como Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020 permitan poder concienciar sobre la situación de las personas que sufren discapacidad en la vida política, social, económica y cultural.

Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020: avances en época Covid

Para la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible hay apartados dirigidos a la Inclusión de las Personas con Discapacidad en la Acción Humanitaria, la Nueva Agenda Urbana, y la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo.

En los Objetivos se hace referencia a la discapacidad, ello relacionado con la educación, el crecimiento económico y el empleo, la desigualdad y la accesibilidad de los asentamientos humanos, así como en la recopilación de datos y el seguimiento de los ODS.

Lema 2020: participación y liderazgo

Cada año hay un lema para definir esta jornada. Durante este 2020, marcado claramente por la Covid-19, debemos destacar que está centrado en la «Participación y el liderazgo de las personas con discapacidad: Agenda de Desarrollo 2030».

Según las Naciones Unidas, tiene que ver entonces con el empoderamiento de las personas con discapacidad para un desarrollo inclusivo, equitativo y sostenible. Tal como indica la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible hay que comprometerse a «no dejar a nadie atrás» y considera la discapacidad como una cuestión transversal en la implementación de sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Semana discapacidad 2020

Además los organismo internacionales, como la Unesco, celebran el Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020 con diversos actos que van del 25 de noviembre al 3 de diciembre de 2020, bajo el lema: «Reconstruir mejor: hacia un mundo inclusivo, accesible y sostenible después del COVID-19 por, para y con las personas con discapacidad».

¿Cuál es la relación de la discapacidad y la Covid-19?

En un año y una celebración marcada por la pandemia de la Covid-19, la OMS especifica que muy pocos países compilan datos que permitan el desglose en el sector de la salud según la discapacidad.

En esta pandemia, muchos países no incluyeron la discapacidad en su respuesta al control de la pandemia. Ello dejó a las personas con discapacidad expuestas correr en mayor grado tres riesgos con consecuencias devastadoras: el riesgo de contraer la Covid-19, de cursar la enfermedad con síntomas graves o de morir por su causa, además de tener peor salud durante la pandemia y después, estuvieran o no infectados por este nuevo virus.

Discapacidad física y orgánica

Encontramos diversos tipos de discapacidad. Siendo una de las clasificaciones más destacadas la que diferencia la física y la orgánica.

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica distingue que la discapacidad física hace referencia a la disminución o ausencia de funciones motoras o físicas, que a su vez repercute en el desenvolvimiento o forma de llevar a cabo determinadas actividades en una sociedad que presenta severas limitaciones y barreras.

Mientras que la discapacidad orgánica es aquella producida por la pérdida de funcionalidad de algunos sistemas corporales, que suelen relacionarse con los órganos internos o procesos fisiológicos, ya sean de forma congénita o adquirida.

Esto engloba desde las enfermedades renales a las hepáticas, las cardiopatías, la fibrosis quística, la enfermedad de Crohn y enfermedades metabólicas, las del sistema linfático, hemofilia, lupus y cefaleas, migrañas, alzhéimer, párkinson, trastornos del sueño, fibromialgia o síndrome de fatiga crónica.

Un problema que aumentará en el futuro

En el Día Internacional de las Personas con Discapacidad 2020, la OMS pone de manifiesto que en próximos años, la discapacidad será un motivo de preocupación aún mayor, pues su prevalencia está aumentando.

Las razones son que la población está envejeciendo y el riesgo de discapacidad es superior entre los adultos mayores, y también al aumento mundial de enfermedades crónicas tales como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y los trastornos de la salud mental.

Por esto se ha especificado un manual y guía para hacer frente a la prevención y mejora de vida de las personas discapacitadas en sus diversas vertientes.

Lo último en Salud

Últimas noticias