Afecciones

Cómo prevenir las principales patologías estivales

Cómo prevenir las principales patologías estivales
Cómo prevenir las principales patologías estivales

Aunque nos encanta el verano porque no hay tanto riesgo de gripe como en invierno y las distintas alergias no nos afectan tanto como en primavera, el contacto continuo de nuestra piel y mucosas con los agentes externos típicos de esta época, suele producir algunas alteraciones en nuestra salud. ¿Cómo prevenir las principales patologías estivales? Lo vemos.

Más allá de las clásicas quemadas graves que se pueden evitar fácilmente evitando la exposición al sol durante las horas donde este es más intenso y renovando asiduamente la aplicación de crema solar es posible que alguna vez hayas sufrido de pie de atleta o cistitis, tal como establecen desde Quiron Salud.

Aunque la primera es simplemente un problema de hongos, ambas están relacionadas con la humedad. Para evitar las molestias que estas provocan intenta siempre evitar que tanto los pies como las zonas genitales no pueden quedar húmedas durante más tiempo del estrictamente necesario.

Así se recomienda cambiar el bañador mojado cuanto antes por otro que esté seco y en el caso del pie de atleta, secar bien los pies sobre todo entre los dedos y mantenlos hidratados. Y por supuesto ir con chanclas en los pies siempre.

Puede que alguna vez también hayas sufrido de hidrocución, que suele presentarse ante cambios bruscos en la temperatura corporal, debido a la potencia de los aires acondicionados y el impacto al salir de un edificio bien climatizado al calor de la calle.

Para evitar esta patología lo que podemos hacer es refrescar la piel antes de meternos en el mar y entrar lentamente y poco a poco.

Otra patología común es la conjuntivitis, para evitarlas en los más pequeños de la casa pero también en adultos, hay que emplear medidas de protección para los ojos, como gorras, viseras y gafas solares homologadas. En caso de otitis externa las medidas a tomar son parecidas pero dirigidas a proteger los oídos: usando unos tapones debería ser suficiente.

Ahora que sabes las sencillas formas en las que puedes prevenir las principales patologías estivales, prepara tu cesto de mimbre con todo lo necesario y ¡a disfrutar de la playa sin preocupaciones!

 

Lo último en Salud

Últimas noticias