Así es la prótesis que se adapta a la anatomía del paciente de forma milimétrica

protesis
Así es la primera prótesis de rodilla hecha a medida en Cataluña (Foto: Quirónsalud)

El diseño de la prótesis personalizada comienza con un estudio de la imagen por TAC, que permite una reconstrucción en 3D de la articulación del paciente. Además, el material utilizado en la intervención quirúrgica también está diseñado en base a la anatomía del paciente.

El Hospital Universitario Dexeus de Barcelona ha implantado por primera vez una prótesis de rodilla diseñada milimétricamente a la articulación del paciente.

El diseño de la prótesis personalizada comienza con un estudio de la imagen por TAC, que permite una reconstrucción en 3D de la articulación del paciente. Además, el material utilizado en la intervención quirúrgica también está diseñado en base a la anatomía del paciente.

El Dr. Ignacio Ginebreda, cirujano del departamento de Traumatología y Cirugía Ortopédica (ICATME) del centro hospitalario fue el encargado en realizar la operación. El implante se realizó a una paciente de 73 años, que sufría una artrosis avanzada de rodilla con desviación de 18º en valgo de su eje de carga y 10º de limitación en la extensión de la rodilla. Se implantó una prótesis posterior estabilizada personalizada y, tras el éxito de la intervención, la paciente pudo comenzar la rehabilitación ocho horas después de ser operada.

Prótesis 3D a medida

"La prótesis personalizada y el instrumental personalizado se fabrican en Boston" explica el Dr. Ginebreda. "Una vez recibido el TAC y el consentimiento del paciente, en siete semanas podemos disponer del implante y el instrumental necesario para su colocación. Los materiales de la prótesis definitiva son los mismos que los de las prótesis convencionales".

Como el instrumental y la prótesis son diseñadas de forma personalizada, la "adaptación del implante al plato tibial y al fémur es perfecta y evitamos errores de medición que pueden ocurrir con el uso de prótesis con tallas estandarizadas".

Además, el proveedor de la prótesis también fabrica una copia exacta de la prótesis en polietileno para comprobar antes de cimentar la definitiva que la estabilización, la movilidad y la alineación de la articulación son correctas. Una vez realizadas todas las comprobaciones, se coloca la prótesis definitiva.

Recuperación temprana

El uso de prótesis personalizadas implica un mayor confort y una recuperación temprana, explica el Dr. Ginebreda. "Si unimos la innovación tecnológica a un programa de rápida recuperación, el paciente puede iniciar la rehabilitación pocas horas después de salir de quirófano y la estancia hospitalaria podría reducirse a la mitad".

El programa tiene tres vertientes, todas ellas dirigidas a empezar la rehabilitación lo más pronto posible. Por un lado, la educación del paciente es esencial. "El paciente debe saber que se le va a colocar un implante que sustituirá su rodilla, que se trata de una intervención agresiva pero que, gracias al diseño personalizado de la prótesis podrá empezar la rehabilitación de forma casi inmediata" asegura el cirujano.

"Por otro lado, el control del dolor post-operatorio debe empezar antes de acabar la intervención, aún en quirófano, para evitar que el paciente sienta mucho dolor al despertar. Y por último, la aplicación de terapias medicamentosas y físicas en el post-operatorio con el fin de iniciar un programa de rehabilitación no agresivo pero sí precoz" añade el Dr. Ginebreda.

Lo último en Salud