Desorden neurológico

La alexitimia es un trastorno principalmente masculino que afecta al 10% de los varones

Es la incapacidad para reconocer y expresar los sentimientos que provoca dificultades en las relaciones

Puede estar causada por síndrome de estrés postraumático

¿Qué es la alexitimia y cómo tratarla?

La alexitimia es un trastorno principalmente masculino que afecta al 10% de los varones
Se desconoce el motivo de este trastorno.

La alexitimia (AL) es un desorden neurológico que genera en quienes la padecen una notoria incapacidad para poder reconocer y expresar sus propias emociones. Esta dificultad puede ser el resultado de varias circunstancias, predominando los trastornos neurológicos, pero también el aprendizaje y educación emocional del individuo, y diversos traumas pueden estar detrás del desarrollo de los síntomas. Según la Sociedad Española de Neurología (SEN), un 10% de la población mundial sufre de alexitimia.

El concepto fue desarrollado por el psiquiatra Peter E. Sifneos en 1972, cuando trabajaba junto a su compañero de profesión John C. Nemiah en el Beth Israel Hospital. Sifneos advirtió durante las décadas 50 y 60 que una gran cantidad de pacientes con trastornos psicosomáticos presentaba muchas dificultades para hablar de sus emociones y, además, adquirían una postura rígida, se centraban en los detalles funcionales y no usaban la fantasía.

Definimos la Alexitimia

Existen dos tipos de alexitimia: la primaria y la secundaria. La primaria se produce porque las estructuras neurológicas vinculadas con las emociones están dañadas, mientras que la secundaria se origina a consecuencia de un trauma emocional grave o por un desorden en el aprendizaje emocional.

El diagnóstico de la alexitimia generalmente se realiza a partir de la observación (y auto-observación) del comportamiento del sujeto en diferentes situaciones en las que el reconocimiento de sus propias emociones garantiza un afrontamiento acertado. Además del componente básico de la alexitimia, se produce una incapacidad para reconocer sus propias emociones.

Es frecuente encontrar en este tipo de personas algunos de los siguientes comportamientos, considerados también característicos del perfil de los afectados, según informa el Instituto Centa:

  • Problemas para identificar y describir emociones.
  • Baja capacidad para la introspección y la fantasía.
  • Dificultad para diferenciar las sensaciones corporales de las emociones.
  • Aparentemente parecen serios y hablan poco.
  • Tendencia a lo práctico y la razón y a las experiencias externas.
  • En ocasiones pueden comportarse de forma impulsiva.
  • Entablan relaciones o bien de dependencia o bien de aislamiento social.

El artículo académico ‘La alexitimia y su trascendencia clínica y social’ señala que la AL supone una barrera en las interacciones sociales de las personas que la sufren y suele ser una fuente de problemas en las relaciones interpersonales por su dificultad para identificar, reconocer, nombrar y/o describir sus emociones o la falta de empatía, a lo que se agrega con frecuencia la descarga de emociones negativas o con acciones impulsivas. Todo ello marca al sujeto alexitímico como responsable del sufrimiento de los demás y poco dotado para el éxito en la vida social.

El Catedrático Emérito de Psiquiatría y Psicología Médica de la Universidad Complutense de Madrid y Académico Numerario de la Real Academia Nacional de Medicina de España, Francisco Alonso–Fernández, señala que «dado que la prevalencia de la alexitimia en la población masculina es del 8 al 10% y de un escaso 1,8% en el sexo femenino, queda justificado hablar de un trastorno propiamente masculino que, al incapacitar para la comunicación afectiva con los demás, comporta rasgos perturbadores para la convivencia y se traduce en un sufrimiento tremendo para las mujeres que comparten su vida con un compañero alexitímico».

La psicóloga y directora del centro de investigación Área Humana Psicología de Julia Vidal considera que, si la enfermedad no se trata adecuadamente, puede degenerar en depresión, aislamiento social por falta de empatía y desarrollo de problemas psicosomáticos. En algunos casos, además, deriva en problemas de alcoholismo, drogas y trastornos alimentarios.

¿Cómo se trata la alexitimia?

Los expertos en psicología de Psicopedia exponen que, debido a que la alexitimia a menudo se manifiesta vinculada a otras afecciones de salud mental, los tratamientos como la psicoterapia, el entrenamiento en habilidades sociales y los cambios en el estilo de vida que abordan esas afecciones a veces pueden ayudar a su abordaje.

El objetivo principal del tratamiento será ayudar al paciente a reconocer sus emociones y ponerlas nombre. Para comprender y regular ese sentimiento, el paciente debe descubrir la emoción propia y la ajena y entenderlas para poder llevar a cabo un razonamiento concreto, comprender las señales emocionales y autorregular los sentimientos mediante el conocimiento de estrategias de control emocional.

Vinculación de la AL con otros trastornos psicológicos

Tras la evaluación inicial, se comprobará si los síntomas alexitímicos pueden estar asociados con una o más afecciones psicológicas. La enfermedad se diagnostica muy a menudo junto a los trastornos del espectro autista. Alcanza al 30% de las personas con alteraciones psicológicas y al 85% de los individuos que sufren trastornos del espectro autista.

Existen otros problemas psicológicos asociados, la mayor parte de ellos derivados del estrés, que suelen presentarse de manera comórbida con este trastorno, como algunas adicciones, trastorno de ansiedad, depresión, trastornos de la alimentación, baja autoestima y trastornos de pánico.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias