Dientes

6 tips para controlar la sensibilidad dental

La sensibilidad dental afecta a muchas personas. Siempre prevenir es la mejor medicina, y con estos consejos ahora te será mucho más fácil.

La sensibilidad dental
Consejos de control de la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es una molestia o dolor agudo que se produce en los dientes cuando éstos entran en contacto con un agente externo, como por ejemplo, bebidas muy frías o calientes, bebidas ácidas o pastas dentales abrasivas. Generalmente se manifiesta en personas entre los 18 y 40 años de edad. Es importante saber cómo prevenirla o disminuirla, ya que puede ser bastante molesta y disminuir mucho la calidad de vida.

¿Por qué se produce la sensibilidad dental?

Los dientes están compuestos por tres capas: las más externa llamada esmalte, que constantemente se encuentra en proceso de mineralización y desmineralización. Cuando ambos procesos de desequilibran, la segunda capa llamada dentina queda expuesta. La dentina contiene canales nerviosos en comunicación con la capa más interna del diente, llamada pulpa; es por esto que cualquier bebida, alimento u objeto que entre en contacto con la dentina causará en mayor o menor medida dolor y sensibilidad dental.La sensibilidad dental

Consejos para disminuir la sensibilidad dental

Con estos sencillos tips vamos a reducir el riesgo de sufrir de sensibilidad dental:

  • Mantener una excelente higiene bucal: como primer paso para prevenir la sensibilidad dental, está llevar una buena higiene diaria. Esto evitará las caries, sarro y otras anomalías que suelen conducir a la sensibilidad.
  • Usar un cepillo y una pasta dental suaves: aunque es indispensable mantener una buena higiene bucal, es recomendable utilizar un gel o pasta dental no muy abrasivos. También usaremos un cepillo dental de cerdas suaves y redondeadas; no hay que cepillarse muy fuerte y cambiar el cepillo cada 3 meses.
  • Disminuir el consumo de alimentos y bebidas ácidas: si constantemente se ingieren alimentos ácidos, como cítricos, vino, refrescos, aderezos, etc…estos terminan afectando el esmalte dental. Una buena opción para contrarrestar la acción corrosiva de los cítricos, es ingerir alimentos lácteos como yogur, quesos o leche.

Hábitos y temperaturas correctas

  • Evitar las temperaturas extremas en los dientes: sobre todo cuando se experimenta mucha sensibilidad, es importante no consumir alimentos y bebidas muy calientes o muy fríos. Esto evitara la estimulación del nervio dental.
  • Cambio de hábitos: los dientes no deben ser utilizados como herramientas de corte; no se debe cortar hilo, abrir paquetes o similares, tampoco introducir palillos de madera, fumar con pipa o apretar los dientes (bruxismo).
  • Asistir regularmente a la Clínica Dental: la mejor manera de prevenir cualquier problema bucal es consultando con el médico especialista cada cierto tiempo. Por ello se recomienda al menos una revisión anual con el odontólogo para verificar el estado de la dentadura, esmalte y la ausencia de otras anomalías, como caries, retracción de las encías, entre otros.
  • En la actualidad puedes encontrar una amplia gama de productos bucales orientados al alivio de la sensibilidad dental. Sin embargo, es importante mantener buenos hábitos de higiene y cuidado con el fin de prevenir o disminuir este tipo de afecciones. De nada sirve que uses una pasta dental especializada si tus hábitos alimenticios son inadecuados.

¿Has tenido que visitar al médico a causa de la sensibilidad dental?, ¿Qué alimentos te afectan más, los fríos o  los calientes?

Lo último en Salud

Últimas noticias