ERC y JxCAT tienden puentes para vender aún más caro su apoyo a Sánchez

ERC y JxCAT tienden puentes para vender aún más caro su apoyo a Sánchez

ERC juega estos días a aparentar firmeza y se empeña en repetir que no se dan las condiciones para apoyar una investidura de Pedro Sánchez, pero en el fondo los separatistas catalanes que lidera el preso por sedición Oriol Junqueras tienen unas ganas locas de permitir que el presidente en funciones siga en La Moncloa. No es de extrañar, como informa OKDIARIO, que estén actuando en estos momentos como factor negociador para garantizar más apoyos al candidato socialista en su próxima investidura presidencial.  Al fin y al cabo, nadie como Sánchez para que el independentismo catalán consiga parte de sus objetivos. En concreto, ERC trabaja para atraer el apoyo por abstención de JxCAT, el partido del prófugo de la Justicia Carles Puigdemont y del presidente de la Generalitat Quim Torra, colaborador de los CDR.

Desde ERC se ha ofrecido ya a los hombres de JxCAT, que no son reacios, un encuentro para negociar una posición conjunta del separatismo respecto a la investidura de Pedro Sánchez.  La líder de JxCat el Congreso, Laura Borràs, ha admitido ya que "ha iniciado los contactos" para hablar con ERC y la CUP de cara a poder pactar un posicionamiento conjunto ante la investidura de Pedro Sánchez. "Los 23 diputados podemos forzar una posición para hacer política y resolver, políticamente, el conflicto en Cataluña", ha afirmado. Lo que significa que en la guerra política que libran entre sí los secesionistas catalanes, unos y otros parecen coincidir en que aparentar unidad de acción sirve para poner más alto el precio de un apoyo a Sánchez. Y en eso están.

ERC ha admitido ya que ha enviado una carta a JxCat convocando una reunión "para consensuar una unidad de acción de cara a la investidura". Y desde el partido de Junqueras admiten igualmente que la misma postura es la que se mantiene con la CUP y EH Bildu. En esa carta, piden un encuentro en los próximos días para "seguir avanzando en la unidad del independentismo para encarar los retos comunes". "Estamos seguros de que de nuevo sabremos llegar a acuerdos que nos permitan seguir avanzando con más fuerza hacia el objetivo compartido del ejercicio de autodeterminación y la independencia", resume el partido de Junqueras.

A buen entendedor, pocas palabras bastan: los separatistas son conscientes de que la debilidad de Pedro Sánchez es un regalo que no pueden rechazar. Apoyarán la investidura y tendrán cogido por salva sea la parte al Gobierno de España. Esa será su victoria y esa será nuestra derrota.

Lo último en Opinión

Últimas noticias