Dientes

4 consejos para cuidar las encías

encías
Una buena higiene dental es la mejor herramienta para tener unas encías y dientes sanos.

Una encía roja y que sangra es señal de que algo no va bien. La infección de las encías puede desembocar en el desarrollo de diversas enfermedades bucodentales.

Una buena higiene dental es la mejor herramienta para tener unas encías y dientes sanos. Una encía roja y que sangra es señal de que algo no va bien. La infección de las encías puede desembocar en el desarrollo de diversas enfermedades bucodentales.

Una de estas son las periodontales, pues según la Organización Colegial de Dentistas de España, las lesiones periodontales se producen por la acumulación de bacterias, que ocasionan alteraciones del periodonto. Si no son tratadas, estas dolencias avanzan progresivamente, pudiendo provocar la caída de los dientes y diversas afecciones en nuestro organismo.

Extremar las precauciones cuando hay antecedentes familiares

Uno de los factores que influyen en el desarrollo de enfermedades en las encías está relacionado con la genética. De manera que si sabemos que puede haber antecedentes en la familia de una enfermedad relacionadas con las encías, entonces debemos extremar las precauciones y visitar al dentista.

Siempre prevención

Cuando vemos que nuestras encías sangran se debe a diversos factores, pero uno de ellos puede ser que ya tengamos una enfermedad periodontal. En este caso, no debemos dejar pasar el tiempo e ir de inmediato a la clínica dental. Solo con los exámenes del dentista podemos descartar posibles problemas.

Buenos hábitos saludables

Cuidar las encías pasa por mantener unos buenos hábitos saludables. En este caso, la Organización Colegial de Dentistas de España aconseja un estilo de vida donde se reduzcan el consumo de alimentos inadecuados, incremente el ejercicio, y disminuya el consumo de alcohol y a otras sustancias. Establecen que el tabaquismo es el factor de riesgo principal, que afecta a la prevalencia y progresión de las periodontitis e interfiere con la cicatrización de los tejidos.

Seguir una higiene adecuada

Como hemos indicado al inicio, cuidar de las encías puede siempre corregirse con una adecuada higiene oral. Pues sucede que algunos problemas, como el apiñamiento dental y la mala posición dentaria pueden dificultar la realización de una completa limpieza oral diaria, provocando un alto riesgo de padecer patologías periodontales.

Para esto es esencial lavarse los dientes unas tres veces al día, siempre tras cada comida, y realizar limpiezas en el dentista porque no siempre se llega a todas las partes de la boca de forma efectiva.

 

Temas

Lo último en Noticias

Últimas noticias