Gatos

Si vives en la ciudad, quizás debas pasear a tu gato con correa

Aunque parezca que la correa y el collar solo son cosas de perros, también puedes pasear a tu gato con correa. Toma nota de estos consejos cuando lo saques a la calle.

Paseos con gato
Pasea con gato con correa

A todos los gatos les encanta explorar su territorio y conocer sus límites. Si el gato tiene acceso a espacios abiertos y jardines, seguramente hará uso de ellos para sus paseos. Pero si vives, por ejemplo, en el sexto piso de un edificio, no puedes permitir que el gato circule libremente. Sin embargo, si utilizas un arnés y una correa adecuada, puedes conseguir que tu mascota disfrute contigo de los paseos al aire libre.

¿Cómo pasear a tu gato con correa?

Es conveniente que tu gato se acostumbre al arnés desde pequeño. A los 6 meses de edad ya le puedes colocar uno.  Al comienzo, colócaselo cada dos o tres días durante un rato y ve aumentando el tiempo poco a poco, hasta que notes que puede moverse libremente.

Si el gato no está acostumbrado a llevar arnés o nunca lo utilizó, es probable que sus primeras reacciones sean extrañas. Puede, por ejemplo, perder noción del equilibrio y no poder caminar normalmente. O quedarse quieto y no dar un solo paso.

En gatos mayores y ancianos, sucede algo parecido y será bastante más difícil acostumbrarlos al arnés y la correa. En estos casos no los obligues a caminar y llévalo tú mismo hasta el espacio abierto y mantente junto a él, sosteniendo la correa.

Ten presente que el gato es de reacciones muy rápidas y, si estás en la calle y no lo tienes bien sujeto, puede escaparse en un abrir y cerrar de ojos.Paseo con gato con correa

Recomendaciones para sacar a tu gato con correa

No intentes salir de paseo con tu gato si solamente le has puesto su collar. Seguramente, al primer sobresalto, se librará de él y se escapará. Asegúrate de conseguir el arnés indicado, de acuerdo a su tamaño y complexión física. Consulta con el veterinario si tienes alguna duda sobre su colocación y ajustes.

En cuanto al largo de la correa, dependerá de las condiciones del paseo y de las características del entorno. De todas formas, es conveniente que adquieras una correa extensible, de las que permiten controlar la distancia a la que quieres que tu gato esté. Debes familiarizarte con el uso de la correa extensible por si tienes alguna situación de emergencia o peligrosa para tu gato, como la presencia de algún perro o de otro gato.

Usa suavemente la correa, porque los gatos son muy delicados y puedes lastimarlos. Si se mantiene tranquilo y es obediente, recompénsalo con una galleta.

¿Vas a sacar a tu gato con correa? Deja tus comentarios y tus consejos si ya lo haces. Comparte con tus amigos, seguramente les será muy útil la idea de salir con su gato de paseo, con correa.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias