Perros

¿Cómo evitar que el perro tenga garrapatas en verano?

Evitar que el perro tenga garrapatas en verano
Perro

El verano es una de las épocas más complicadas para el cuidado de las mascotas. Al riesgo de que sufran un golpe de calor a causa de las altas temperaturas hay que sumar la aparición de garrapatas, uno de los mayores enemigos para la salud del perro. Se trata de un parásito muy extendido que puede provocar infecciones en la piel y anemia, así que es fundamental conocer una serie de consejos para prevenir su aparición.

Lo primero y más importante es saber qué son exactamente las garrapatas. Son un tipo de ácaro que habita en los animales vertebrados para sobrevivir. Existen dos tipos de garrapatas, cada una con sus propias características: duras y blandas. Las duras sí tienen caparazón, y se encuentran en la parte anterior y el dorso del animal, mientras que la segunda se instala en las orejas.

Es muy fácil que el perro contraiga garrapatas. Estos insectos proliferan con gran facilidad en zonas verdes, así que cuando salimos a pasear con el animal, el simple hecho de que se revuelque en el césped o se meta entre los arbustos es un factor de riesgo.

Revisión

Cada vez que salgamos de paseo con el perro, sobre todo si vamos a lugares de mucha vegetación, al volver a casa debemos revisar su piel y pelaje de forma exhaustiva. Para ello, podemos utilizar de una pinza e ir tirando de su pelo poco a poco, siempre en la misma dirección. Hay que prestar especial atención a las orejas y la zona de la cabeza.

En caso de encontrar una garrapata, tenemos que retirarla cuanto antes, pero sin provocar el vaciado de las glándulas salivares del ácaro dentro de la sangre del perro. Podemos aplicar un producto que mate a la garrapata y, una vez esté muerta, retirarla.

Jardín cuidado

Si tenemos un jardín donde el perro suele pasar mucho tiempo en verano, debemos tenerlo siempre bien cuidado y cortado. Es la mejor forma de minimizar las posibilidades de que contraiga garrapatas durante los meses de verano.

Collares

En el mercado podemos encontrar una gran selección de collares antiparasitarios y antigarrapatas para perros de todas las razas y edades, de forma qeu podemos consultar con el veterinario cuál es el mejor para nuestra mascota. Los collares ofrecen protección durante entre cinco y ocho meses.

Por último, cabe señalar que si un perro tiene infestaciones de garrapatas muy intensas y de manera continuada, el riesgo de que sufra anemia es muy alto. En lo que respecta a los síntomas, dependen de la enfermedad que contraiga el animal. Algunos de los más comunes son pérdida de apetito, fiebre, cansancio y fatiga y sangrado nasal.

Lo último en Mascotas

Últimas noticias