Crisis del coronavirus

Un testigo de la Guardia Civil dice que canceló su manifestación antes del 8-M por «miedo al coronavirus»

  • F. González y R. Tejero

«Cancelé la manifestación por miedo al coronavirus». Así de tajante lo confirma Mohhamed Fazle Elahi, uno de los testigos que fueron interrogados por la Guardia Civil en las diligencias ordenadas por la juez Carmen Rodríguez-Medel que investiga al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un posible delito de prevaricación administrativa por permitir manifestaciones del 8-M a pesar del riesgo de contagio.

Mohhamed Fazle es uno de los muchos organizadores de manifestaciones que aparecen en el informe elaborado por la Benemérita. Es el presidente de la Asociación Valiente Bangla, un colectivo de inmigrantes de Bangladesh que vive en Lavapiés.

Tenía autorización de la Delegación del Gobierno para una concentración en ese barrio el día 10 de marzo. No obstante, para «evitar contagios» envió un correo electrónico a la administración dos días antes de la gran manifestación feminista del 8-M para cancelar la que él convocaba.

La Guardia Civil expone en su informe sobre el 8-M: «La manifestación prevista fue cancelada dado que el convocante envió un correo electrónico a la Delegación el día 6 significando ‘la preocupación de la gente y los colectivos con los que interactúa y el miedo de los mismos al coronavirus’, manifestando que ya el 6 tanto él como los otros colectivos que representa eran ‘conscientes de la grave situación sanitaria en la que se encontraba España y de lo arriesgado que resultaba llevar a cabo la concentración, existiendo una sensación de miedo patente en la calle, personas y colectivos’ «.

Se trata de una declaración que corrobora este activista por los derechos de la población bangladesa en la capital. En conversación con OKDIARIO comenta que «España es un país que deja libertad a la entrada de personas de China y yo pensé: no hagamos esa tontería por responsabilidad».

Explica que lo habló con su colectivo. «Hice una reunión muy urgente, toda la gente hizo la propuesta de que mejor canceláramos la manifestación y así lo hicimos. Mandé un correo a la Delegación diciendo que teníamos bastante miedo por el tema del coronavirus y así quitamos el tema de la manifestación».

Hasta la podemita CGT comunicó a Franco el 6-M que renunciaba a manifestarse por miedo al contagio
Extracto del informe de la Guardia Civil que cita a este activista.

A la pregunta directa de por qué canceló su protesta, Mohhamed Fazle señala al virus: «Porque el coronavirus está infectando. Esta manifestación podría haber llegado a 500 personas y sería joder a la gente. No quiero infectar a ciudadanos, por eso cancelamos la concentración. No queremos ningún problema con ciudadanos de Madrid».

Insiste en que está muy agradecido a la buena convivencia que tiene sus compatriotas con los españoles en Lavapiés y ante la epidemia quería evitar cualquier riesgo. Critica que la difusión del virus en España procede de turistas venidos de otros países.

Un testigo de la Guardia Civil dice que canceló su manifestación antes del 8-M por «miedo al coronavirus»
Imagen de archivo de la Asociación Valiente Bangla.

Sobre la manifestación del 8-M este manifestante indica que «el Gobierno de Pedro Sánchez no pensó que el coronavirus era muy grave, por eso dejó el permiso a las mujeres y ha salido mal». En todo caso, evita culpar directamente al Ejecutivo porque considera que China ocultó los datos para que Occidente reaccionara correctamente. Recuerda que Irene Montero, ministra de Igualdad, y Begoña Gómez, mujer del presidente Pedro Sánchez, acabaron contagiadas por coronavirus en esa manifestación por lo que se evidencia que fue un error permitir la marcha.

Manifestación de la CGT

Por otra parte, la otra manifestación que antes del 8 de marzo se canceló por la pandemia fue una protesta contra un despido de un banco, una acción convocada por el sindicato CGT. En un comunicado colgado en su web y recogido por las agencias de noticias indican que «la decisión de desconvocar el acto del 10 de marzo se tomó por sentido común y de manera solidaria por la militancia, y ante la situación en la que se estaba en aquellos primeros días de evolución de la pandemia de Covid-19».

El responsable de esa protesta, Antonio O’Connor señala también en diferentes medios de comunicación otra consideración para decidir postergar la concentración: que era mejor hacerlo el día del juicio del despido. Algo que también recoge el informe de la Guardia Civil. «Cambio de fecha», señalan los agentes en el folio 48 como motivo de la no celebración de la protesta. Este sindicalista de extrema izquierda acusa a la Benemérita de manipular su declaración como testigo porque en otra parte del informe los agentes señalan que el coronavirus estaba detrás de la cancelación de su protesta, un extremo que ahora su sindicato confirma en un comunicado.

35 manifestaciones

En el mismo informe de la Guardia Civil se revela que la Delegación del Gobierno permitió la celebración de hasta 35 manifestaciones en Madrid en los días que transcurrieron entre el 8-M y la declaración del estado de alarma el 14 de marzo. El 8 de marzo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciaba un «cambio de escenario» ante el incremento de contagios. Sin embargo, ese aviso no fue suficiente como para que la Delegación del Gobierno tomase la decisión de cancelar y desconvocar todas las manifestaciones previstas en Madrid para esa semana.

Según los datos aportados por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, se celebraron un total de 35 marchas entre ese 9 de marzo y el día 14, momento en el que el Gobierno dictó el estado de alarma y confinó a la población. En total estaban convocadas para esos días 70 marchas. Aparte de las 35 que sí se celebraron finalmente, las otras 35  fueron desconvocadas. O bien por iniciativa propia de los convocantes o por motivos sanitarios (27 de ellas) relacionados con la expansión del coronavirus.

Lo último en España

Últimas noticias