El ‘Podemos catalán’ sólo dona al partido 6.000 € de los 2 millones de dinero público que ha recibido

lluis-rabell
Lluís Rabell. (Foto: AFP)

Espanya ens roba, pero al revés. Pablo Iglesias ha hecho un negocio nefasto en Cataluña, donde Podemos aspira a convertirse en la primera fuerza política del Parlament con un discurso lleno de ambigüedad sobre el proceso de independencia. Su franquicia Catalunya sí que es pot (CSQP) es la que recibe más fondos públicos y, con diferencia, la que menos contribuye a la financiación de Podemos.

A lo largo de 2015, los 11 diputados autonómicos de CSQP liderados por Lluís Rabell sólo donaron a Podemos un total de 6.930 euros. Una cifra que resulta ridícula si se compara con los 93.890 euros donados de su sueldo por los diputados autonómicos de Podemos en Madrid, los 39.785 euros donados por los de la Comunidad Valenciana o los 168.000 entregados al partido por los eurodiputados de Podemos.

Este dato es especialmente significativo si se tiene en cuenta que Catalunya sí que es pot es la franquicia de Podemos que más fondos públicos ha obtenido y sus diputados son los mejor pagados. Cada diputado del Parlament cobra entre 5.000 y 7.000 euros al mes.

Una campaña electoral en números rojos

Además de estos sueldos, el grupo parlamentario liderado por Lluís Rabell tiene asignada una subvención de 1.334.940 euros anuales para cubrir sus gastos de funcionamiento en la Cámara autonómica. Pero los diputados de CSQP se resisten a financiar la caja común de Podemos.

Del mismo modo, Catalunya sí que es pot es la franquicia de Podemos que ha obtenido más subvenciones electorales: 868.404 euros por sus resultados obtenidos en las elecciones autonómicas catalanas del 27S de 2015. De esta cifra, el 40% fue a parar a las arcas de Podemos y el 60% al resto de fuerzas políticas integradas en la coalición: Iniciativa per Catalunya Verds (ICV), Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) y Equo.

Ya entonces se produjo un primer problema, pues CSQP no cumplió las expectativas y la subvención obtenida no cubrió la totalidad de los gastos de campaña, que habían ascendido a algo más de un millón de euro. De este modo la campaña de Lluís Rabell se cerró con un agujero de 178.349 euros, que Podemos ha tenido que cubrir con los ingresos que obtiene en el resto de España.

Es decir: Catalunya sí que es pot obtuvo el año pasado más de 2 millones de euros de fondos públicos, sólo destinó a Podemos 6.930 euros (mediante donaciones de sus cargos públicos), y encima le dejó un agujero de 178.349 euros. Un fiasco monumental para Podemos.

El ministro sin cartera Domènech

Mientras tanto, Podemos permanece hipotecado por los planteamientos ideológicos de su franquicia catalana: Catalunya sí que es pot (la marca utilizada en las elecciones autonómicas) y En Comú Podem (la marca utilizada en los comicios generales). La exigencia de celebrar un referéndum de independencia, planteada por Íñigo Errejón en la misma noche electoral del 20D, ha bloqueado cualquier posibilidad de un acuerdo entre el PSOE y Podemos para que el socialista Pedro Sánchez se convirtiera en presidente del Gobierno.

Tras aquellos comicios generales del 20D, Pablo Iglesias anunció su voluntad de nombrar a Xavier Domènech titular de un imaginario "Ministerio de la Realidad Plurinacional" (una denominación copiada de la Constitución chavista de Bolivia), y luego intentó sin éxito convertirle en presidente del Congreso de los Diputados.

Iglesias llegó a escenificar esta alianza "plurinacional" estampándole un beso en la boca a Domènech ante la mirada atónita del resto de diputados. Muchos esfuerzos volcados en la franquicia catalana de Podemos que ahora se muestra tan cicatera a la hora de contribuir a la financiación del partido.

Al menos los concejales de Barcelona en comú liderados por Ada Colau se mostraron más generosos y donaron a Podemos un total de 18.657 euros el año pasado. La alcaldesa podemita cobra un sueldo superior a los 100.000 euros brutos anuales. Colau es hoy uno de los principales activos del partido morado, pero también su mayor debilidad, ya que todavía acaricia la idea de fundar una nueva formación política, al margen de Podemos, con un carácter soberanista mucho más marcado y la voluntad de entenderse con los antisistema de la CUP.

donaciones-podemos
Donaciones a Podemos de sus diputados autonómicos y concejales en 2015 (Fuente: Podemos).

A lo largo de 2015, Podemos recibió 33.887 euros en donaciones de sus cargos públicos de Aragón liderados por Pablo Echenique, 30.307 de los de Baleares, 29.138 euros donados por los del País Vasco, 23.377 euros de los de Asturias, 23.112 de los de Andalucía liderados por Teresa Rodríguez, 23.026 de los de Canarias y 19.353 de los de Murcia. Los 11 diputados autonómicos de Catalunya sí que es pot, en cambio, sólo renunciaron a un total de 6.930 euros de su sueldo para financiar al partido.

Lo último en Investigación