La Generalitat amenazó a la empresa encargada del voto electrónico del 1-O: «Os la estáis jugando»

t-systems
El director de Estrategia e Innovación del CTTI de la Generalitat, Josuè Sallent.
  • C. Cuesta y M.A Ruiz

Un alto cargo de la Generalitat, Josuè Sallent, amenazó de forma apenas velada a una directiva de la empresa encargada de gestionar el voto electrónico de los extranjeros en el exterior para el referéndum ilegal de independencia del 1-O: "Lo estáis echando todo por tierra, os la estáis jugando".

En la investigación abierta por el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, la Guardia Civil interceptó varias conversaciones telefónicas entre el director de Innovación del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) de la Generalitat, Josué Sallent, y la directora de Servicio de la compañía T-Systems, Rosa María Rodríguez.

En una de estas conversaciones, intervenida el pasado 5 de julio, Sallent apremia a la directiva de T-Systems  porque las demoras que se estaban produciendo en el desarrollo de la aplicación habían creado un gran malestar en la Conselleria de Exteriores, dirigida en aquel momento por Raül Romeva. El diálogo se desarrolló en los siguientes términos:

-Josué: Hola Rosa.

-Rosa: ¿Qué tal?

-J: Fatal.

-R: ¿Por qué?, ¿qué pasa?

-J: Pues porque estoy aquí en la Conselleria de Exteriores y están de vosotros hasta el cap de munt (hasta arriba).

-R: No fotis.

-J: Y más allá, tenéis un pollastre de un par de narices. ¿Vale? Porque lo que tendría que estar el viernes ni está ni se le espera. ¿Vale? Y yo tengo que estar en una reunión… alucinante, ¿vale? Donde se está planteando si T-Systems nos ayuda o nos boicotea.

-R: Hostia, no fotis.

-J: ¿Vale? Por lo tanto, ¿te acuerdas de lo que estuvimos hablando la semana pasada del posicionamiento de T-Systems?

-R: Sí, sí, sí.

J: ¿La confianza de la empresa y todo eso? Pues lo que… la reunión del viernes con el presidente lo estáis echando todo por tierra.

-R: Bueno, déjame, déjame que…

-J: ¿Vale? Reparte el piessos de tu casa, haz lo que quieras. Mañana al mediodía hay otra reunión de crisis, ¿vale? Todo lo que se ha comprometido que esté. ¿Vale?

-R: Vale.

-J: Si hay algún problema o lo que sea me llamas.

-R: Te llamo.

-J: Me lo dices, buscamos soluciones, pero… os la estáis jugando, ¿eh?

La amenaza era real. T-Systems tiene contratos con la Generalitat por importe de 310 millones de euros, adjudicados en 2012 bajo la presidencia de la Artur Mas. Dos años después, Mas recurrió a esta misma empresa para gestionar el voto electrónico y la centralización de datos del referéndum ilegal de independencia del 9N.

La Generalitat amenazó a la empresa encargada del voto electrónico del 1-O:
Conversación entre Josué Sallent y la directora de Servicio de T-Systems, Rosa María Rodríguez.

La Guardia Civil interceptó el pasado 28 de julio otra conversación en la que María Rosa Rodríguez comenta con un empleado de T-Systems, identificado como Miguel Ángel, que el secretario de Presidencia de la Generalitat, Joaquim Nin, había sido citado a declarar como imputado ante el Juzgado número 13 de Barcelona que instruye la causa sobre el referéndum ilegal.

Rosa María comenta a su empleado que también el director general de T-Systems en España, Osmar Polo, ha tenido que declarar ante la Guardia Civil y se hace eco del bulo según el cual la operación policial se está desarrollando sin ninguna orden judicial.

"Yo mira", dice Rosa María, "soy catalana y soy catalanista desde que nací digamos, moderadísima, ¿me explico? Pero cuando veo estas cosas digo: ¿pero esto? Es una anomalía total, esto no puede ser", afirma sobre la operación policial. "Como la época de Franco", comenta su interlocutor.

T-Systems también gestionó el voto el 9N

Ambos empleados de T-Systems acuerdan ocultar a su jefe el trabajo que están realizando en los preparativos del referéndum, para evitar que tenga que comunicárselo a la Guardia Civil: "Ahora no le diremos nada al Osmar, ¿sabes lo que quiero decir?, pues no sabrá nada", afirma María Rosa Rodríguez, "pues claro ahora imagínate que yo le digo al Osmar que estamos poniendo tres ruoter en un sitio. Anda por favor, no".

La directora de Servicio de T-Systems intenta tranquilizar a su empleado diciéndole que ellos se están limitando a cumplir su contrato con la Generalitat, que es la que puede tener problemas con la Justicia: "La gran cosa que estamos haciendo es montar este router en esa sede, que es una obligación que tenemos por nuestro contrato, y esta sede la pueden utilizar para muchos propósitos y no tenemos por qué saberlo (…) El problema lo tendrá el cliente [es decir, la Generalitat], si él representa que a ojos del juez no puede estar ordenándonos este trabajo. Pero a nosotros nos manda un trabajo totalmente normal".

La Generalitat amenazó a la empresa encargada del voto electrónico del 1-O:
Conversación entre Rosa María Rodríguez y un empleado de T-Systems, identificado como Miguel Ángel.

Por último, en la conversación la directiva de T-Systems  recuerda que su implicación fue mucho mayor en la organización del referéndum ilegal del 9N: "La otra vez, el 9N, fue muy diferente porque había un par…"

Su interlocutor la interrumpe: "Hombre porque nosotros estábamos participando de una manera muy activa". María Rosa Rodríguez coincide: "Claro, porque nos pedían cosas que eran… que eran muy fuertes, fuera de lo normal".

Lo último en Investigación

Últimas noticias