LOS PAPELES DE PODEMOS (7)

Fiasco político de Iglesias: intentó sin éxito ser recibido por Obama y por el alcalde de Nueva York

Wall-street-ok
Pablo Iglesias en Wall Street, en febrero de 2015 (Foto: Podemos)

El ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero deseaba tanto hacerse la foto con Obama que no tuvo inconveniente en acompañarle al Desayuno de Oración celebrado en Washington, en el que pronunció un curioso sermón laico: "No explotarás al jornalero pobre y necesitado", dijo citando el Deuteronomio ante un auditorio piadoso y conservador.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, también ha perseguido durante más de un año la foto con el presidente de Estados Unidos. Ya en la primavera de 2015, encargó a la dirección de Podemos que diseñara un ambicioso plan de viajes internacionales que debía prolongarse hasta la precampaña de las elecciones generales del 20D.

El objetivo de esta iniciativa era proyectar la imagen de Iglesias en el exterior y presentarle, ante los votantes españoles, como un hombre de Estado bien relacionado con los gobiernos de las principales potencias.

viajes-pablo-iglesias
Plan de "visitas de Estado" de Pablo Iglesias diseñado por la dirección de Podemos en la primavera de 2015.

 

El plato fuerte del programa era una "visita de Estado" a Washington, durante la cual pretendía ser recibido por Obama en la Casa Blanca. Pero no pudo ser. El documento interno al que ha tenido acceso OKDIARIO no deja dudas sobre el objetivo de este viaje: "Sentar la imagen de presidenciabilidad para las elecciones generales. Establecer relaciones con EEUU al más alto nivel".

Según esta planificación, el viaje duraría de tres a cuatro días y debía celebrarse en julio o septiembre de 2015: la fecha "tiene que estar suficientemente alejada de las elecciones [del 20D] para que nos reciban".

La primera cita de la agenda, una "visita a la Casa Blanca", aunque ya desde el primer minuto su equipo le advirtió que resultaría "casi imposible" ser recibido por Obama. En caso de confirmarse este pronóstico, el informe preveía celebrar "encuentros de alto nivel con el Departamento de Estado, el Consejo de Seguridad Nacional y el Consejo de Asuntos Exteriores", además de reuniones con varios "congresistas y senadores federales".

Más de un año esperando la foto

La dirección de Podemos también preveía que Pablo Iglesias aprovechara este viaje para visitar las sedes del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Center for Economic and Policy Research (un think thank de carácter privado) y el US-Spain Council, que actúa como punto de encuentro de los empresarios de ambos países.

En el apartado correspondiente a la cobertura de los medios de comunicación, el equipo de Iglesias anotó: "La segunda gira estadounidense de PI. Posibilidades casi ilimitadas". La foto con Obama en la Casa Blanca debía ser el espaldarazo definitivo para que Iglesias se convirtiera en presidente del Gobierno en las elecciones generales del 20D.

pablo-iglesias-obama

Pero su "visita de Estado" a Washington nunca llegó a celebrarse. Pablo Iglesias tuvo que esperar más de un año para estrechar la mano de Barack Obama, durante el precipitado encuentro celebrado el pasado 10 de julio en la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde el presidente de Estados Unidos departió durante apenas 10 minutos con los líderes del PSOE, Podemos y Ciudadanos. El tiempo suficiente para confesar que está muy "impresionado" por el "extraordinario" crecimiento electoral de Podemos, según explicó luego Pablo Iglesias.

El plan de "visitas de Estado" diseñado por la dirección de su partido en la primavera de 2015 también incluía otros viajes con los que Iglesias pretendía sacudirse la estela chavista que le acompaña desde el comienzo de su carrera política. Uno de ellos a Estocolmo para transmitir a la opinión pública el mensaje de que "Podemos hace su programa en el norte", es decir, en las socialdemocracias nórdicas.

Y otra escala en Londres, en plena campaña de las elecciones del Reino Unido de mayo de 2015. El documento interno de Podemos explica que "hacer un viaje corto de mucho impacto podría ser una buena manera de recuperar la iniciativa y reforzar el perfil de PI como líder internacional. Podría contemplarse incluso la posibilidad de abrir la campaña de las autonómicas con un acto masivo en Londres".

"Desmarcarnos del eje bolivariano"

El equipo de Pablo Iglesias también planteó la conveniencia de realizar un doble viaje a Chile y Brasil, en el verano de 2015, para "explotar el marco jefes de Estado desmarcándonos de la asociación con el eje bolivariano en América Latina. Tenemos contactos de alto nivel con los equipos de Lula y Bachelet, que nos han transmitido su voluntad de organizar encuentros en fechas sin determinar".

Pablo Iglesias ya había realizado un primer viaje a Estados Unidos, con una estancia de tres días en Nueva York en febrero de 2015 que apenas logró superar el ámbito académico: mandó un mensaje de "tranquilidad" a Wall Street, se entrevistó con el Nobel de Economía Joseph Stiglitz (que había actuado como asesor económico de Zapatero), dio un mitin en el Círculo Español de Astoria y pronunció una conferencia en la Universidad de Nueva York.

En aquella ocasión, quien le dio plantón fue el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio: aunque el responsable de relaciones internacionales de Podemos, Pablo Bustinduy, intentó cerrar un encuentro con él, al final la foto no fue posible.

 

Lo último en Investigación