Obras sin licencia en el chalet de Pepu Hernández

El constructor de la obra ilegal de Pepu: "Me pagaba por las noches, en dinero y sin factura”

Pepu Hernández pagaba al constructor que le hizo las obras “en dinero y sin factura”, así lo corrobora en un diálogo el propio profesional. Explica que él “iba por la tarde noche” a recibir el “dinero” en mano.

El constructor de las obras en el chalet de Pepu Hernández admite, en una conversación con OKDIARIO, que el ahora candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid no le pidió factura. El encargado de ejecutar las obras sin licencia de ampliación de la vivienda reconoce que Pepu Hernández le pagaba “en dinero” y “sin factura”. El constructor, de siglas R. I., iba personalmente “por las noches” a la casa del ex seleccionador de baloncesto a recoger el dinero en mano.

Las obras ilegales del candidato en su chalet cerca de la calle Alcalá se pagaron “en dinero”, es decir, que Pepu Hernández le entregaba las cantidades en efectivo. Así lo confirma el constructor, cuya identidad prefiere mantener en el anonimato.

“No recuerdo que hiciera facturas. No hacía. Recibos de cuando nos daba dinero sí [para pagar material]. Facturas no nos daba porque me parece que trabajamos con certificaciones. Yo solía ir por la noche. Siempre iba por la tarde noche a cobrar. Entonces ahí no me iba a dar… A mí me pagaba en dinero”, explica el constructor R.I. .

Por otra parte, el constructor confirma que todas las obras de reforma y ampliación de los dos chalets se hicieron sin licencia de ningún tipo. Como ha confirmado el Ayuntamiento en un documento oficial, Pepu Hernández pidió licencia y el Consistorio se la denegó (porque el proyecto incumplía la normativa urbanística). Pero aún así, pese a no tener licencia, él siguió adelante con los trabajos.

Entre 35 y 40 millones de pesetas

“Estuvimos cerca de dos años trabajando. Fue algo considerable. Era todo de hormigón, toda la casa es de hormigón. La casa existía a la mitad y lo que se hizo de ampliación: una cocina, habitación de las niñas y luego en la parte de arriba un voladizo que se hizo para un despacho. Si te pones en la acera de enfrente se ve el ventanal que hizo porque le gustaba ver los aviones”, explica con detalle (la vivienda se encuentra en las proximidades del Aeropuerto de Barajas).

Estas obras consistieron en la ampliación de la pequeña casa a la que se mudaron los abuelos de Pepu Hernández. Tras casi dos años de reformas, la extensión acabó duplicada hasta los 501 metros cuadrados. En la zona de la derecha se ampliaron dos plantas para habitaciones y cocina; al otro lado, se agrandó el salón para tener despejada la entrada y tener así una zona acristalada con vistas a la piscina y a la pista de baloncesto.

Igualmente, el jefe de obra desvela las cifras de la operación. Recuerda que Pepu Hernández se gastó “entre 35 y 40 millones de pesetas (al cambio 270.000 euros)” en el chalet principal. Por otra parte, también rediseñó el chalet de una sola planta que hay en el otro lado de la parcela. En dichas obras gastó bastantemente menos, “no llegó al millón de pesetas (6.000 euros)”.

Lo último en Investigación