‘El Bigotes’ implica a Camps, Rambla, Serra y Agag en el amaño del concurso de la Fórmula 1

Agag
Alejandro Agag, Francisco Camps y Álvaro Pérez, el Bigotes.
Comentar

Álvaro Pérez, el Bigotes, ha implicado este jueves ante la juez al ex vicepresidente de la Generalitat valenciana Vicente Rambla, al ex vicesecretario del PP de Valencia David Serra y al yerno de José María Aznar, Alejandro Agag, en el amaño de la Fórmula 1.

El Bigotes ha sido trasladado desde la prisión de Valdemoro para declarar a petición propia ante la titular del Juzgado de Instrucción número 17 de Valencia que investiga la adjudicación del concurso para construir el circuito urbano de Fórmula 1 en la ciudad del Turia.

Durante su declaración como testigo, Álvaro Pérez ha asegurado que el ex vicepresidente Vicente Rambla (que en aquel momento era el número 2 de Camps) le entregó personalmente el pliego de condiciones y el trazado del circuito, meses antes de que la Generalitat valenciana convocara el concurso.

También ha aludido a dos reuniones celebradas en un despacho de abogados de Londres, en las que estuvieron presentes Alejandro Agag, el magnate de la Fórmula 1 Bernie Ecclestone, Vicente Rambla, el entonces presidente Francisco Camps y su jefe de gabinete, Ana Michavila, hermana del ex ministro de Justicia José María Michavila.

Los ‘pinchazos’ a Correa

Siempre según su declaración, este despacho de abogados, con el que tenía vínculos Alejandro Agag, fue el encargado de redactar al margen de los servicios jurídicos de la Generalitat el contrato de gestión para celebrar, entre 2008 y 2012, el Gran Premio de Fórmula 1 de Valencia.

En su comparecencia, que ha durado varias horas, la juez ha ordenado reproducir un pinchazo telefónico en el que el cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, presumía de que el Bigotes había logrado introducirse “muy bien” en la Generalitat y ya tenía “los mapitas”.

Álvaro Pérez ha confirmado los extremos de esta grabación y ha aclarado que la expresión “los mapitas” se refería al plano del trazado de circuito urbano, que le había entregado Rambla. De forma muy llamativa, Pérez no ha mencionado en su declaración al ex secretario general del PP de Valencia Ricardo Costa, quien el pasado mes de enero reconoció ante la Audiencia Nacional la trama de financiación ilegal del PP valenciano.

La Generalitat de Francisco Camps estudió en un principio la posibilidad de celebrar el Gran Premio de Fórmula 1 en el circuito de Cheste. Sin embargo, finalmente optó por aprovechar las inversiones de la Copa América y acondicionar el circuito urbano en la dársena Juan Carlos I del puerto de Valencia.

La obra costó 98 millones

Las obras de acondicionamiento costaron 98 millones de euros, según la documentación que el Govern de Ximo Puig remitió en diciembre de 2015 a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV).

El contrato fue adjudicado a una UTE de la que Formaba parte la empresa Hormigones Martínez, cuyos responsables, los hermanos Martínez Berna, confesaron en la Audiencia Nacional haber participado en la financiación irregular del PP de Valencia.

Últimas noticias