Disturbios raciales

Violenta protesta frente a los juzgados de Gerona por la muerte de George Floyd: «Puta Policía»

Los disturbios raciales por la muerte del ciudadano afroamericano George Floyd a manos de un Policía en EEUU han llegado a España. Decenas de personas se han concentrado frente a los juzgados de Gerona contra el racismo y en protesta por la violencia policial. Los manifestantes, de una manera muy exaltada, profirieron gritos de «puta Policía» durante su concentración.

George Floyd murió asfixiado por un Policía de Mineápolis mientras le retenía en el suelo. La autopsia realizada por el condado de Hennepin, Minesota, ha revelado que su muerte fue un «homicidio» como consecuencia de «la sumisión, la restricción y la compresión del cuello» que sufrió la víctima cuando estaba siendo inmovilizado por el agente Derek Chauvin.

Este suceso ha hecho que la violencia y las protestas estallen en todo EEUU. Miles y miles de personas salen cada día en las principales ciudades para expresar su indignación por la muerte de Floyd y exigir el fin del racismo entre los americanos.

Muchas de las protestas son pacíficas, pero violentos radicales aprovechan la multitud para cargar contra el mobiliario urbano y saquear comercios de todo el país.

Violencia en las calles

Ante la escalada de violencia en las calles estadounidenses, la Guardia Nacional ha movilizado a unos 66.700 soldados en todo el país para dar respuesta a los disturbios ocurridos durante las protestas por la muerte del afroamericano George Floyd durante una detención policial.

De ese número, más de 17.000 están ya desplegados en apoyo a las fuerzas de seguridad estatales y locales para evitar disturbios, es decir, el equivalente a las tropas desplegadas en estos momentos en Irak, Siria y Afganistán.

Esta cifra se suma a la de los 45.000 miembros de la Guardia Nacional destinados a misiones relacionadas con la lucha contra el coronavirus en los 50 estados, tres territorios y el distrito de Columbia.

Por otra parte, la Fuerza de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), ha desplegado efectivos en todo el país en respuesta a los disturbios. Entre ellos hay los denominados Equipos de Respuesta Especial.

«En vista de la agitación civil en todo el país, se ha enviado a los Equipos de Respuesta Especial de la ICE para proteger las instalaciones del organismo y participar en el apoyo al Servicio Federal de Protección y a las fuerzas de seguridad locales, estatales y federales», ha explicado un portavoz de la ICE en declaraciones a la CNN.

La ICE no ha concretado dónde ni cuántos efectivos han sido desplegados, aunque sí se ha indicado que no realizarán labores de persecución de la inmigración.

Miles de personas se han manifestado en todo el país tras la muerte el pasado 25 de mayo de Floyd, tras ser reducido con una rodilla en el cuello por un agente de raza blanca que ya está detenido e imputado por homicidio en tercer grado.

Investigación del FBI

La Oficina Federal de Investigación (FBI), la policía federal estadounidense, ha abierto una investigación sobre actos vinculados a extremistas de todo el espectro político en Mineápolis, epicentro de las protestas por la muerte el pasado 25 de mayo del afroamericano George Floyd durante una detención policial.

Un responsable de las autoridades federales en Mineápolis a la CNN que tanto el FBI como otras agencias federales han recibido información de la población y de informantes de que entre los manifestantes hay anarquistas, antifascistas y extremistas de ultraderecha.

Sin embargo, la fuente ha explicado que en este momento es imposible cuantificar el número exacto de miembros de cada grupo implicados en la violencia.

La investigación ha detectado llamamientos a la violencia y a perpetrar ataques en redes sociales y foros. Así se pide incendiar iglesias, atacar determinados comercios o los barrios más pudientes de la ciudad, aunque ninguno de ellos se ha materializado, según el responsable consultado por la CNN.

Además apuntan a la presencia de «agitadores profesionales» que explicarían el alto nivel de organización de algunas de las protestas violentas, hasta ahora inéditas en el estado de Minesota.

Por otra parte, un análisis de los arrestos revela que más del 80 por ciento de la gente que ha entrado en prisión por acciones relacionadas con los disturbios y las protestas en Mineápolis entre el jueves y el lunes son residentes en el propio estado de Minesota.

Los datos publicados por la oficina del sheriff del condado de Hennepin apunta que de los 125 individuos enviados a prisión en ese condado por disturbios, robo, reunión ilegal, daños a la propiedad o incumplimiento del toque de queda, 102 tienen residencia en Minesota.

Miles de personas se han manifestado en todo el país tras la muerte el pasado 25 de mayo de Floyd, tras ser reducido con una rodilla en el cuello por un agente de raza blanca que ya está detenido e imputado por homicidio en tercer grado.

Lo último en Internacional

Últimas noticias