La OTAN, Estados Unidos y Rusia entrenan para una eventual guerra nuclear

La OTAN, Estados Unidos y Rusia entrenan para una eventual guerra nuclear
Militares en un ejercicio de la OTAN.
  • Henar Hernández/atalayar.com

El ejército de Alemania, junto con otras Fuerzas Armadas de diversos países socios de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), está desarrollando en territorio germano ejercicios secretos -denominados ‘Steadfast Noon’ (‘Mediodía Constante’)- para entrenar sus capacidades de cara a un enfrentamiento con armas nucleares, según ha informado la Agencia Alemana de Noticias (DPA, por sus siglas en inglés). En concreto, las maniobras, que comenzaron la semana pasada, consisten en el “despliegue de bombarderos de combate, que podrían estar equipados con armas nucleares en caso de guerra”, como ha recogido DPA, si bien durante los vuelos de entrenamiento las naves no llevan el arsenal a bordo. Estas maniobras se realizan de forma anual en varias instalaciones. En 2017, por ejemplo, se celebraron en la base aérea de Kleine Brogel, en Bélgica.

El medio ha comunicado, además, que entre los ejercicios se incluyen aquellos sobre cómo transportar de manera segura armas nucleares desde “posiciones de almacenamiento subterráneas hasta el avión y montarlas debajo de los aviones de combate”. Esto se produce un momento en el que se ha conocido la existencia de 50 bombas termonucleares B61 estadounidenses almacenadas en la base aérea turca de Incirlik, ubicada a tan sólo 160 kilómetros de la frontera con Siria, donde está teniendo lugar en en la actualidad un combate abierto entre Turquía y los kurdosirios, a pesar de la reciente declaración de alto el fuego entre las dos facciones. Por ello, podría considerarse que no es casual el timing, el momento, que la OTAN ha elegido para desarrollar estas maniobras.

Cabe recordar, en este punto, que Estados Unidos, temeroso de que su relación con el país euroasiático liderado por Recep Tayyip Erdogan se deteriore aún más hasta incluso llegar a la ruptura, está sopesando la evacuación de su arsenal. De hecho, funcionarios del Departamento de Energía -ahora descabezado tras la renuncia del secretario Rick Perry- se reunieron la semana pasada para analizar la situación y las opciones de transporte de las bombas. Según reveló el analista Santiago Mondéjar a Atalayar, el plan que se contempla es el despliegue de los S.A.S, el Servicio Aéreo Especial del Ejército de Reino Unido, para evacuar el arsenal hasta una de las bases británicas en Chipre, bien sea Acrotiri o Dhekelia, situadas a 448 y 386 kilómetros de Incirlik respectivamente.

Otro dato que podría poner de manifiesto la intencionalidad de los ejercicios es que están participando los aviones de combate germanos Tornados del Escuadrón Táctico de la Fuerza Aérea 33, que están estacionados en la base aérea de Büchel, en Eifel, “donde, según información oficialmente no confirmada, se almacenan armas nucleares tácticas estadounidenses del tipo B61”, revela el medio local NTV. Al participar este tipo de avión en los ejercicios, no sería aventurado pensar que podría estar realizando un entrenamiento para la evacuación del arsenal de Incirlik.

Otros ejercicios militares

“El peligro de una guerra con armas nucleares es actualmente mucho mayor que en las últimas tres décadas. La razón es, sobre todo, el fin del Tratado INF [firmado entre Estados Unidos y Rusia en 1987], que permite la proliferación de los sistemas de mediano alcance con base en tierra y con capacidad nuclear”, advierte el periódico alemán Kronen Zeitung. Del mismo modo, cabe reseñar que las negociaciones sobre el START III, el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas, también entre Washington y Moscú, están estancadas. La expiración del acuerdo está fechada en 2021 y, de no lograrse un entendimiento, también acabaría con los límites de ojivas nucleares que las dos potencias pueden mantener impuestos hasta ahora.
Este escenario está propiciando que las grandes potencias mundiales hayan comenzado a preparar sus defensas, sobre todo, tras el asunto de las 50 bombas termonucleares estadounidenses consideradas como “rehenes” de Turquía. Así, además de las maniobras protagonizadas por la OTAN, Estados Unidos comenzó el viernes sus ejercicios anuales denominados ‘Trueno Global’ y ‘Escudo Vigilante 20’, con “un enfoque específico en la preparación nuclear”, según se expone en un comunicado publicado por el Comando Estratégico estadounidense. “Este ejercicio emplea operaciones globales en coordinación con otros comandos de combate, servicios, agencias apropiadas del Gobierno de EEUU y aliados para disuadir, detectar y, si es necesario, derrotar ataques estratégicos contra EEUU y sus aliados”, postula la nota.

Asimismo, Rusia concluyó este jueves el ejercicio anual denominado ‘Thunder 2019’, un nombre muy parecido a los homólogos estadounidenses: según explica CBS, que cita a medios rusos, ‘Thunder 2019’ “estaba destinado a ser la respuesta de Rusia a los simulacros similares” del gigante norteamericano.

En las maniobras, que han durado tres días, se han lanzado 16 misiles balísticos y de crucero con capacidad nuclear. En la operación, participaron 12.000 efectivos, 105 aviones, 213 lanzadores de misiles y cinco submarinos nucleares.

Lo último en Internacional

Últimas noticias