Juan Guaidó convoca el 10 de marzo una marcha contra la dictadura de Maduro

Juan Guaidó
Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela.

El «presidente encargado» de Venezuela, Juan Guaidó, ha convocado este viernes a «cada sector» del país para que el próximo 10 de marzo marchen hacia la Asamblea Nacional para exponer su «conflicto».

«Hoy pido que el próximo 10 de marzo vayamos cada uno de los sectores a presentar su pliego de conflicto para lograr la solución a la crisis, para lograr la junta y sana reivindicación, que vayamos juntos a la Asamblea Nacional», ha dicho en un encuentro con distintos colectivos.

Guaidó ha explicado que, fruto de sus reuniones del último año con todos los sectores, ha elaborado un «pliego de conflicto nacional que habla de la actitud de lucha del venezolano«.

El presidente de la Asamblea Nacional ha argumentado que «no va a ser suficiente con una sola reivindicación en el mar de tragedia que sufren los venezolanos», por lo que «hay que empujar juntos en una sola dirección».

Así, ha llamado una vez más a los venezolanos a «unificarse en un comando para hacer realidad el pliego de conflicto». «Levantémonos en cada rincón del país. Vamos a las calles a exigir hasta lograr la libertad», ha instado.

Al mismo tiempo, Juan Guaidó se ha mostrado consciente del riesgo de lanzar una nueva ola de protestas, poniendo como ejemplo a su tío, Juan José Márquez, que fue detenido el pasado 11 de febrero al aterrizar en Caracas acusado de llevar materiales explosivos.

«Si me quieren mandar a la cárcel a mí o a cualquier familiar, pues aquí estoy. Voy a hacer el sacrificio que sea necesario para abrir las puertas de este país», ha aseverado el líder opositor.

También ha aprovechado para aclarar que no va a participar en «ninguna farsa», recordando las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, consideradas un fraude por la oposición y buena parte de la comunidad internacional.

Venezuela debe celebrar este año unas elecciones para renovar la Asamblea Nacional, única institución que controla la oposición y que da a Guaidó su legitimidad como «presidente encargado» en calidad de jefe de la sede legislativa.

Asimismo, se ha anticipado a la «estrategia» de Maduro para «dividir» a la oposición. «Van a decir lo de siempre, van a venir con el cuento de la negociación», ha augurado, dando ya la respuesta: «No va a funcionar».

«Contactos con el mundo»

Además, ha insistido en que «Venezuela no está sola», en referencia al apoyo que ha recabado durante su gira internacional. Según ha indicado, cada acto obedece a «un hilo conductor» con el que «van a venir acompañamientos internacionales» para «llevar la presión hasta donde tenga que llegar».

Ha mencionado a este respecto el «fuerte mensaje» enviado por Estados Unidos al sancionar a la petrolera rusa Rosneft por hacer negocios con el crudo venezolano. «Todo el que sostenga a la dictadura va a tener consecuencias, no lo van a querer en el mundo», ha celebrado.

Juan Guaidó ha defendido que es él quien tiene «la capacidad de interlocución con todos los países», confirmando que «continúan los contactos con todo el mundo, con países que pueden servir para recibir o para mediar».

Con todo ello, se ha mostrado seguro de que el cambio «se puede lograr». En estos momentos, ha sostenido, «la dictadura» solo puede «alargar la agonía». Incluso ha comparado al Gobierno de Maduro con excrementos de perro. «Perdonen lo escatológico», ha añadido.

Lo último en Internacional

Últimas noticias