Donald Trump aprueba el despliegue de tropas en Arabia Saudí y Emiratos

trump groenlandia
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.
  • Henar Hernández/atalayar.com

“Estados Unidos tiene la responsabilidad de proteger a nuestros ciudadanos y nuestros intereses en la región, y la comunidad internacional tiene la responsabilidad de proteger la economía global y las normas y normas internacionales. Todo esto está amenazado por la escalada de violencia significativa de Irán”.

Éste es uno de los mensajes que ha dejado la rueda de prensa protagonizada por el secretario de Defensa estadounidense, Mark T. Esper, y el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general de Marina Joseph F. Dunford Jr.

En la comparecencia, han anunciado que el presidente Donald Trump ha aprobado “un despliegue moderado” de tropas en Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU), tras la petición que han realizado estos dos países del Golfo a la comunidad internacional para proteger sus infraestructuras críticas.

Las tropas enviadas adoptarán una “naturaleza defensiva” y “se centrarán principalmente en la defensa aérea y de misiles”, ha explicado Esper, quien también ha comunicado que están trabajando en la “entrega de equipo militar” para que los dos Estados puedan “mejorar su capacidad de defenderse”.

“El propósito del apoyo defensivo adicional es el siguiente: primero, enviar un mensaje claro de que Estados Unidos apoya a nuestros socios en la región. En segundo lugar, para garantizar el libre flujo de recursos necesarios para apoyar la economía global. Y tercero, para demostrar nuestro compromiso de mantener el orden internacional basado en normas que siempre hemos pedido a Irán que obedezca”, ha explicado el secretario de defensa.

En la ronda de preguntas, tanto Dunford como Esper se han negado a compartir los detalles operativos, aunque han asegurado que podrán compartirlos “la próxima semana”, una vez que se concreten con las autoridades saudíes. Hasta el momento, solo se ha revelado que será tendrá menos de mil efectivos.

En este punto, y relacionado con el segundo propósito anunciado por Esper, cabe recordar que el pasado 29 de agosto arrancó la Operación Centinela (‘Sentinel’), ahora denominada Constructo de Seguridad Marítima Internacional (IMSC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, que tiene el objetivo de garantizar la seguridad del estrecho de Ormuz, principal arteria del petróleo mundial, y de otros puntos críticos circundantes, como Bab Al Mandab, el mar de Omán y el golfo Arábigo. En la Operación participan, además de EEUU como anfitrión, Reino Unido, Bahréin, Australia, Arabia Saudí y EAU. Estos dos últimos anunciaron su compromiso esta semana, tras los ataques de Saudi Aramco.

Esper también ha reiterado en la comparecencia que “Estados Unidos no busca conflictos con Irán”. “Instamos a los líderes a que cesen sus actividades destructivas desestabilizadoras y avancen por un camino pacífico y diplomático”, ha concluido el funcionario.

La reacción iraní

A pesar del lanzamiento de este último mensaje, en aras de una distensión, protagonizado por Esper, la reacción iraní ya se ha producido. El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria iraní, Hosein Salamí, ha aseverado que nunca permitirán que la guerra alcance el territorio de Irán. “No pararemos hasta la destrucción del agresor y no dejaremos ningún lugar seguro”, ha advertido Salamí, quien también ha amenazado con convertir en “el principal campo de batalla” el país que ose atacar a Irán.

Derribaremos cada dron que viole nuestro espacio aéreo y somos lo suficientemente valientes como para declararlo”, añadió el comandante.

Lo último en Internacional

Últimas noticias