Cómo usar el aire acondicionado en verano

aire acondicionado en verano
Aprende la manera correcta de usar el aire acondicionado en verano

Estamos todavía en verano de modo que el uso del aire acondicionado puede que haya disparado tu factura de electricidad este mes o el que viene. Veamos ahora paso a paso cómo usar el aire acondicionado en verano, de modo que le puedas sacar todo el partido sin la necesidad de tener que pagar de más.

Tener aire acondicionado en casa supone que podamos estar siempre frescos por mucho que en el exterior se esté pasando una ola de calor, pero debemos saber qué pasos dar en el uso de nuestro equipo de refrigeración, y sobre todo cómo adecuar la temperatura correcta.

Pasos para usar el aire acondicionado en verano

Si sigues todos estos consejos a continuación, estarás usando correctamente tu aire acondicionado y no pasarás calor en todo el verano.

  1. Temperatura: Comprobarás que cualquier equipo de aire acondicionado dispone de un termostato en el que bajar o subir la temperatura. Para usar correctamente tu aire acondicionado, la temperatura debe estar entre 23 y 25 grados. Esta es una buena temperatura con la que mantener el ambiente fresco sin necesidad de gastar demasiado. Piensa que si bajas por debajo de los 20 grados, el equipo deberá consumir más energía para poder enfriar la estancia a esa temperatura.
  2. Limpieza: Si es nuevo, no debes hacer nada a tu equipo de aire acondicionado ya que en principio estará impecable pero si ya hace tiempo que lo tienes instalado es imprescindible que cada año antes de encenderlo, limpies bien los filtros. Para ello debes sacar la tapa del equipo, desmontar los filtros, y quitarles todos los restos de polvo y suciedad que pueden tener acumulados. De este modo podrá realizar su función y además no transmitirá ninguna bacteria al ambiente.
  3. Colocación del deflector o lama: Si te fijas tu equipo de aire acondicionado tiene una lama que podemos mover con solo apretar un botón para direccionar el aire. Lo ideal es colocarlo hacia arriba para evitar así un chorro de aire frío y para que este pueda descender de manera adecuada, enfriando todo el ambiente.V
  4. Ventilación: Una vez hayamos acabado de usar el aire acondicionado es recomendable ventilar bien el ambiente. Puede que la casa se llene de calor de nuevo, pero debes ventilar a diario tu casa para evitar acumular bacterias y polvo que con el aire acondicionado se mueven pero no se van.
  5. Horario: El horario de tu aire acondicionado irá condicionado a cada uno pero los equipos actuales funcionan todo el día sin problema e incluso los podemos programar. Es recomendable sin embargo, usar solo el aire acondicionado en las horas en las que hace más calor, apagando el equipo a primera hora de la mañana o por la noche cuando refresca.
  6. Modelo: Para usar bien tu aire acondicionado será necesario que elijas un buen modelo. En el mercado puedes encontrar una amplia variedad aunque te debes fijar sobre todo en que sea inverter y que esté equipado con un compresor de alto rendimiento de modo que gracias a ellos puedas disfrutar de una temperatura agradable dentro de casa sin tener que gastar demasiado en la factura de la luz.

Lo último en How To

Últimas noticias