Deporte

Cómo practicar el fitness ecológico

Elegir ropa ecológica, el uso de una maquinaria adecuada, o sencillamente practicar deporte cerca de casa son algunas de las claves para practicar el fitness ecológico.

practicar el fitness ecológico
Guía de pasos para practicar el fitness ecológico

Practicar fitness o deporte a diario es algo bueno para nuestra salud, tanto física como mental, pero lo cierto es que esta actividad puede ser sostenible y respetuosa con el medio ambiente, con solo seguir esta guía de pasos en la que os explicamos cómo practicar el fitness ecológico.

La combinación de actividad física y naturaleza se expresa mejor en todos aquellos deportes que se practican al aire libre, pero la práctica del fitness ecológico tiene también mucho que ver con, el transporte, la ropa y el equipo utilizado. Por ejemplo, si decidimos ir al gimnasio, podemos intentar elegir uno cerca de casa o del trabajo, de modo que no tengamos que hacer un viaje excesivo con el coche. Además, si podemos movernos todo lo posible en bicicleta o a pie, contribuiremos a mejorar la condición física y reducir la contaminación y el consumo. Por otro lado, será bueno seguir los pasos a continuación.

Pasos para practicar el fitness ecológico

A continuación, veamos cuáles son los consejos para practicar un fitness verdaderamente respetuoso con el medio ambiente.

  1. Yoga: la práctica del yoga permite relajarse y mantenerse en forma sin el uso de maquinaria eléctrica, solo una alfombra de goma natural u otro material ecológico te será necesario para poner tu entrenamiento en acción.
  2. Maquinaria sostenible: si utilizas herramientas y maquinaria clásicas, puedes reducir el consumo al elegir bicicletas de ejercicio y cintas de correr que se alimenten de sí mismas gracias a la energía del cuerpo que gastemos en el entrenamiento, una forma de ahorrar en tu factura y reducir el impacto ambiental.
  3. Ropa ecológica: También será importante elegir ropa que haya sido elaborada con materiales naturales o reciclables tanto como sea posible, como el algodón orgánico y el cáñamo. Toallas, colchonetas, cojines o zapatillas, cada detalle debe elegirse con cuidado. Muchas son las empresas que ofrecen prendas de fitness ecológicas.
  4. Zapatillas de deporte: Elige zapatos de buena calidad que garanticen una mayor duración a lo largo del tiempo, intenta usarlos todo lo posible y, cuando vayas a tirarlos, recuerda que muchas marcas de ropa deportiva disponen de puntos de recogida para productos usados.
  5. Hidratación y nutrición: El fitness requiere una nutrición e hidratación adecuadas. Un buen jugo o limonada natural o incluso un simple frasco de agua del grifo es mejor y más respetuoso con el medio ambiente que los refrescos que prometen milagros. En cuanto a lo que comer tras el entrenamiento, puedes sustituir las barritas energéticas envasadas por frutas y otros alimentos saludables
  6. El deporte correcto: cuanto menos equipo y maquinaria requiera el deporte que decidimos practicar, menor será el impacto que tendrá en el medio ambiente. Correr, practicar senderismo, practicar esnórquel, o sencillamente caminar, son solo algunas de las actividades que requieren un equipo mínimo y tienen lugar en entornos naturales. Sin lugar a dudas, la bicicleta también es muy ecológica, pero lo importante es respetar todas las normas de seguridad vial.
  7. Gimnasia campesina: Combinando la actividad física y el amor por la naturaleza, el deporte y la bondad de la tierra, la nueva moda entre muchos aficionados al fitness es practicar el "Green Gym", o hacer ejercicio físico realizando las actividades típicas del mundo de la agricultura. Según estudios, cultivar la tierra ayuda a fortalecer el sistema muscular y mejorar el sistema cardiovascular. Sin mencionar que después del esfuerzo de levantar, excavar, sembrar y reafirmar el suelo no solo estaremos en mejor forma, sino que también podremos disfrutar de sabrosos vegetales orgánicos.

Lo último en How To

Últimas noticias