Maquillaje

Cómo maquillarse para una entrevista de trabajo

maquillarse para entrevista de trabajo
Guía para maquillarse para una entrevista de trabajo

Apostar por un maquillaje sobrio ya la vez natural, será la clave para saber cómo maquillarse para una entrevista de trabajo.

Presentarse a una entrevista laboral, requiere acudir con buen aspecto y vestido de manera adecuada. En el caso de que desees ir maquillada a la entrevista, puedes guiarte con esta guía de pasos en la que te explicamos Cómo maquillarse para una entrevista de trabajo.

Tener que presentarse a una entrevista de trabajo, puede ser una de las cosas más estresantes para la vida profesional de cualquier persona ya que de alguna manera, y dependiendo de nuestra situación,  puede determinar nuestro futuro. Por ello debemos esforzarnos para conseguir transmitir una buena impresión y aunque nuestro currículum vitae es la clave de todo, también es importante cuidar el aspecto físico.

Pasos para maquillarse para una entrevista de trabajo

maquillarse para entrevista de trabajo

  1. Si sueles maquillarte a diario, seguro que ya habrás pensado qué maquillaje llevar a tu entrevista de trabajo, pero si no te maquillas nunca y deseas lucir buena cara delante de la persona que vaya a entrevistarte, lo mejor de todo será apostar por un maquillaje que te sirva para resaltar tu belleza natural, ya que maquillarte en exceso puede que sea algo demasiado llamativo.
  2. El maquillaje para una entrevista de trabajo, por lo tanto, debe ser sobrio y cuidado, simple pero no trivial, en definitiva, perfecto para mostrarle al mundo y a nuestro empleador que sabemos cómo lucir con buen aspecto. Esto es muy útil, ya que una apariencia física ordenada a menudo se interpreta también como orden, precisión y limpieza mental.
  3. El maquillaje para acudir a una entrevista laboral deberá comenzar por corregir cualquier defecto de la piel , como ojeras, granos o cicatrices con un corrector adecuado. Debes elegir uno que sea cubriente pero no uno que sea demasiado pastoso ya que no quieres tampoco crear un efecto máscara bajo los ojos o en las zonas con marcas o acné.
  4. Una vez aplicado el correcto, debemos proceder con la base de maquillaje que será mejor aplicar con esponja para que podamos repartirla mejor cubriendo todo el rostro sin la necesidad de usar demasiado producto.
  5. Una vez hayas aplicada la base de maquillaje, será bueno aplicar un poco de iluminador. Debes hacerlo, aplicando sobre el hueso del pómulo, en la punta de la nariz y la barbilla para dar una impresión de resplandor de la piel. Obviamente no tienes que exagerar y además procura que difuminas bien el producto sobre la piel.
  6. En los pómulos puedes aplicar además un poco de rubor rosado dependiendo de tu tez, con el objetivo de lograr el clásico efecto "buen aspecto" para que tus mejillas se vean resplandecientes.
  7. También puedes usar el mismo tono para maquillar los labios y darles un toque de color ligero e impalpable o, alternativamente, usa un lápiz labial de color crema o una manteca de cacao simple sin color.
  8. En cuanto al maquillaje de los ojos, es mejor que te decantes por los tonos opacos en lugar de los satinados y trata de crear profundidad en el aspecto, marcando el pliegue del ojo con una sombra de ojos marrón. Usa un lápiz kajal para dar un efecto más claro a las pestañas y no olvides también maquillar las cejas para obtener un aspecto elegante. Un velo de rímel negro o marrón estará bien, pero solo en las pestañas superiores.

Temas

Lo último en How To