Belleza

Cómo hacer un serum de vitamina C casero

La llegada del otoño hace necesario que empecemos a cuidar nuestra piel de una forma distinta con este increíble serum de vitamina C casero.

Hacer un serum de vitamina C casero
Pasos para hacer un serum de vitamina C casero

La llegada del otoño hace necesario que empecemos a cuidar nuestra piel de una forma distinta con este increíble serum de vitamina C casero. El verano es una época en la que el sol y el aire libre marcan la diferencia en nuestra piel. Ahora toca empezar de nuevo con una serie de elementos que pueden marcar un antes y un después. La vitamina C es uno de los elementos más recomendables y, no solo a nivel de alimentación. Esta gran aliada de nuestra piel llegará de una forma fácil y rápida a nuestro rostro de la mano de un serum casero destinado a triunfar. Toma nota de los materiales y atrévete a crearlo paso a paso.

Materiales para hacer un serum de vitamina C casero

  • 1 frasco cuentagotas de color oscuro
  • ½ cucharada de vitamina C en polvo
  • ½ cucharada de ácido hialurónico
  • ½ cucharada de agua destilada
  • ½ cucharada de glicerina vegetal

Pasos para hacer un serum de vitamina C casero

  1. A la hora de preparar nuestros propios serums caseros prestaremos especial atención a los materiales. El frasco debe ser oscuro para evitar la oxidación rápida del producto y como cualquier otro elemento de cosmética su ciclo de vida se acabará cuando empiece a ponerse amarillo.
  2. Nos pondremos manos a la obra con la preparación, ponemos un poco de agua en un vaso pequeño. Le añadiremos la vitamina C o ácido ascórbico. Dejaremos que se vaya disolviendo poco a poco, no debemos tener prisa, esta es una de las partes más complicadas de este proceso.
  3. Le incorporamos el ácido hialurónico líquido o la glicerina vegetal. Ambos ingredientes pueden ser esenciales en cualquier serum, en este caso la glicerina vegetal es especialmente recomendable para pieles sensibles.Cómo hacer un serum de vitamina C casero
  4. Cuando estén todos los ingredientes perfectamente integrados lo pasaremos al recipiente con cuentagotas. Es importante que conservemos este serum lejos de cualquier fuente de calor, la luz o el aire para que no se oxide tan rápidamente.
  5. Este suero es uno de los más ligeros que existen, la auténtica protagonista será la vitamina C. Puedes probar sus efectos sobre tu piel, si ves que te irrita demasiado, elimina el ácido hialurónico y quédate solo con la glicerina vegetal. Podrás tener siempre a tu disposición un serum repleto de buenas propiedades para nutrir tu piel para este nuevo periodo.

Atrévete a crear un serum casero que se convertirá en una herramienta esencial para cuidar tu piel. Prepárala para empezar una época en la que las agresiones externas y los cambios de temperatura pueden debilitar su buen aspecto.

Lo último en How To

Últimas noticias