Curiosidades

Cómo hacer que un bolígrafo vuelva a escribir

Hasta el mejor bolígrafo puede perder eficacia por diferentes motivos

hacer que un bolígrafo vuelva a escribir
Hasta el mejor bolígrafo puede perder eficacia por diferentes motivos

En muchas ocasiones te habrá pasado que has ido a utilizar un bolígrafo que no escribía, y lo más seguro es que lo hayas tirado, pero lo cierto es que seguro que podrías haber hecho que funcionara nuevamente. Si quieres saber cómo hacer que un bolígrafo vuelva a escribir, sigue leyendo y toma nota de algunos trucos con los que lograrlo.

Está claro que es posible que a tu bolígrafo se le haya terminado la tinta y ya no haya manera de que pinte, pero también es cierto que hay algunos que estando a tope de tinta no pintan, y tener que tirarlos sería un desperdicio.

Trucos para hacer que un bolígrafo vuelva a escribir

  • Garabatos: haz garabatos sobre una hoja de papel, con fuerza, se generará una fricción y un calor que pueden hacer que pinte de nuevo. Lo ideal es que la superficie bajo el papel no sea totalmente rígida, mejor algo como un libro o varios folios y no directamente una mesa.
  • Recambio: saca el recambio de la tinta y vuelve a colocarlo, quizás estaba mal puesto y por eso no funcionaba, o bien el muelle no llegaba bien.
  • Agítalo: sujeta el boli por el extremo trasero y agítalo con fuerza, como si fuera un termómetro. Esto hará que las burbujas de aire desaparezcan y se pueda volver a escribir.
  • Lima: un truco que resulta muy eficaz a la hora de hacer que un bolígrafo vuelva a escribir es frotar la punta contra una lima, pero con cuidado para no estropearla.
  • Quitaesmalte: empapa un alambre en quitaesmalte y mete el alambre en el depósito de la tinta, así llegará a la que esté seca y la devolverá al estado líquido que le permitirá funcionar nuevamente.
  • Soplar: otro turco eficaz es quitar el depósito de tinta y soplar por el extremo contrario a la punta con la que se pinta, el aire hará que se desplace la tinta hacia la punta y puedas volver a escribir.
  • Alcohol: saca el depósito de la tinta y mételo en alcohol durante unos minutos, hará que la tinta pueda fluir nuevamente.
  • Mechero: uno de los trucos más conocidos es calentar la punta con un mechero, pero con cuidado ya que si quemas de más se estropeará.

Lo último en How To

Últimas noticias