Deporte

Cómo hacer ejercicios en la oficina sin que se note

Hacer ejercicios en la oficina sin que se note es una de las mejores maneras para volver a la rutina y huir del sedentarismo.

Ejercicios en la oficina sin que se note
Pasos para hacer ejercicios en la oficina sin que se note

Hacer ejercicios en la oficina sin que se note es una de las mejores maneras para volver a la rutina y huir del sedentarismo. Estar muchas horas sentado dicen los expertos que se ha convertido en uno de los peores hábitos diarios a los que nos enfrentamos. Para evitar estar demasiado tiempo en la misma posición podemos hacer una serie de ejercicios que evitarán este sedentarismo excesivo. Con estos ejercicios que podrás hacer en la oficina fácilmente conseguirás llegar a casa sin las molestias típicas de estar siempre sentado.

Pasos para hacer ejercicios en la oficina sin que se note

  1. Nada de ascensor, este debe ser el primer paso para conseguir mantenerse en forma. Subir escaleras tonifica glúteos y piernas, es un excelente ejercicio que podemos hacer fácilmente en la oficina. Lo ideal es hacer una pausa de 4 minutos cada media hora, el tiempo ideal para hacer una serie de escaleras.
  2. La silla de oficina se transformará en unas paralelas. Nos apoyamos con las manos al reposabrazos y levantamos los pies del suelo, encogemos las rodillas y nos elevamos de la silla. Trabajaremos de esta manera los abdominales, tríceps y trapecios. Podemos hacer una serie de 4 minutos en una de nuestras pausas.
  3. A la hora de levantarnos de la silla lo haremos con una sola pierna. Esta sentadilla de una pierna la iremos alternando a consciencia, cada vez que nos levantamos cambiamos de pierna. Es un ejercicio sencillo que no se notará nada que estamos realizando.Cómo hacer ejercicios en la oficina sin que se note
  4. Apaga el teléfono móvil y no envíes correos a tus compañeros. Si quieres hablar con alguien de la empresa, levántate y anda hasta donde esté. Puedes usar los auriculares con el teléfono, una forma de ir hablando con un cliente y moverte por la oficina. No contestes las llamadas sentado.
  5. Ejercicios en el baño, el tiempo extra que tenemos en el baño lo podemos aprovechar para hacer sentadillas, evitando apoyarte en la taza. De esta manera, aunque puede resultar un poco incómodo conseguirás reforzar esta parte del cuerpo. Haz un poco de equilibrista y notarás la diferencia. Puedes hacer alguna flexión en la pared si te da tiempo antes de lavarte las manos y en la intimidad de este lugar de la oficina.

Con estos ejercicios conseguirás estar en plena forma día tras día. Una comida equilibrada y un paseo a pie para volver a casa pueden acabar de alejarte del sedentarismo y de los malos hábitos.

Lo último en How To

Últimas noticias