Escocia

María Estuardo llegó al mundo mientras su padre gritaba: “¡Comenzó con una mujer, terminará con una mujer!”

María Estuardo fue proclamada reina de Escocia a los pocos días de nacer. Su padre había esperado su llegada al mundo, agonizando de cólera.

María Estuardo llegó al mundo mientras su padre gritaba: “¡Comenzó con una mujer, terminará con una mujer!”
María Estuardo llegó al mundo mientras su padre gritaba: “¡Comenzó con una mujer, terminará con una mujer!”

María Estuardo fue proclamada reina de Escocia a los pocos días de nacer. Su padre había esperado su llegada al mundo, agonizando de cólera. El disgusto fue tal al saber que se trataba de una niña que no paraba de gritar: “¡El diablo me lleve! ¡Comenzó con una mujer, terminará con una mujer!”. Jacobo V se había rendido al conocer la llegada al mundo de su primera y única hija, murió a los pocos días convirtiendo a María en Reina de Escocia. La pequeña sería coronada con 9 meses de edad, mantendría la corona hasta su muerte con 45 años. Su vida estuvo plagada de desgracias, pero eso no impidió que se creará a su alrededor de su figura un mito que está muy presente hoy en día.

María Estuardo fue coronada reina de Escocia a los 9 meses

El 8 de diciembre de 1542 es la fecha de nacimiento de María Estuardo, a los pocos días su padre acabaría muriendo lejos de ella. No la llegó a conocer, pero se fue de este mundo con el disgusto de no poder darle un heredero a la corona, una mujer sería la que sucedería a Jacobo V el último rey de Escocia.

La reina de Escocia tenía varios pretendientes siendo solo un bebé. Llegó a comprometerse poco después de recibir la corona cuando aún no daba sus primeros pasos con Eduardo, hijo de Enrique VIII de Inglaterra. El acuerdo inicial se rompió al exigir que la pequeña fuera puesta bajo custodia del rey de Inglaterra hasta que se celebrará el enlace.

María de Guisa, la madre de la reina, vio como el tratado de Greenwich que serviría para unir las coranas de Escocia e Inglaterra en una sola se rompía por parte del Parlamento de Escocia. María fue entregada en matrimonio con el Delfín de Francia, con seis años, sin apenas saber qué pasaba a su alrededor fue enviada en barco a conocer al que sería su marido.

Reina consorte de Francia se quedó viuda en dos ocasiones en menos de 2 años

María Estuardo llegó al mundo mientras su padre gritaba: “¡Comenzó con una mujer, terminará con una mujer!”

Desde 1559, a los 17 años, también fue coronada reina consorte de Francia. El matrimonio y la corona de Francia duró poco, al año de su proclamación se quedó viuda. Francisco II de Francia murió a causa de una infección en el oído que se extendió causándole la muerte, las sospechas sobre un posible envenenamiento estuvieron presentes durante los primeros días.

María de 18 años y sin ningún hijo, no había tenido tiempo de cumplir con su función y asegurar el trono, volvió a su Escocia. La esperaba un territorio inestable, las guerras se había convertido en la razón de ser de una población que estaba dividida entre católicos y protestantes. Su medio hermano Jacobo se había encargado de generar esta división para poder hacerse con el trono.

El reinado de las dos Reinas que acabará con una gran nación en camino

La vecina Inglaterra tenía a María Tudor de reina, más tarde pasaría la corona a Isabel I, nunca se casaría para no compartir el trono con nadie. El poder estaba en manos de mujeres que pasarán a la historia por ser las más combativas en un territorio que buscaba la unión para hacerse más y más fuerte. Se había intentado unir a Escocia con Inglaterra a través de un matrimonio que no había satisfecho a los escoceses, pero de nuevo, su reina estaba sola, pero no por mucho tiempo.

Volvió a casarse con el objetivo de darle un heredero a su trono. El noble Lord Darnley sería su segundo marido y el rey consorte durante un breve espacio de tiempo. En medio de las protestas provocadas por su medio hermano y consciente de que la que la única forma de garantizar la grandeza de Escocia era con un heredero, María se quedo embarazada del que sería su primer hijo. Lord Darnley había conseguido el objetivo, por lo que no paraba de exigir más y más poder para sí mismo. Su muerte fue todo un misterio, un asesinato que sigue sin resolverse, inicialmente se acusó a los lores escoceses de haber planeado un atentado que acabó costándole la vida al consorte.

María fue trasladada por su propia seguridad al castillo de Edimburgo para dar a luz a su único hijo Jacobo VI. Con su objetivo cumplido la tensión con los lores escoceses y su medio hermano fue en aumento. La reina se fue a Inglaterra en busca de la ayuda de su prima Isabel I. No solo no recibió su ayuda, sino que pasó el resto de su vida encerrada en distintos castillos, bajo custodia de Inglaterra. Hasta que una fría mañana de 1587 María Estuardo fue decapitada en el Castillo de Fotheringhay por orden de la Reina Isabel I de Inglaterra. No pudo ver a su hijo convertirse en el primer gran rey Jacobo I de Inglaterra e Irlanda y VI de Escocia. A su llegada al trono, mando recuperar el cuerpo de su madre para que fuera enterrado con todos los honores en la Abadía de Westminster.

Lo último en Historia

Últimas noticias