Cine

Crítica de ‘Cómo entrenar a tu dragón 3’: Acción, amistad y mucho, mucho amor

Crítica de 'Cómo entrenar a tu dragón 3'
Cómo entrenar a tu dragón 3

'Cómo entrenar a tu dragón 3' llega a los cines de España este viernes 22 de febrero

Es muy complicado que una película de animación sea capaz de trasmitir mucho más que una película protagonizada por personas reales, pero la trilogía de ‘Cómo entrenar a tu dragón’ lo consigue, desde la primera entrega hasta esta última, ‘Cómo entrenar a tu dragón 3’.

Es maravillosa la forma que se ha tenido de dar vida a todos y cada uno de los personajes, tanto los humanos como los seres fantásticos. La saga está llena de colores, formas y planos que te transportan de manera directa a esa Isla Mema y que te transmiten el amor por los dragones que cohabitan con los vikingos en ella.

Hipo, ya convertido en rey vikingo, se encarga, junto a Astrid y sus amigos, de liberar a todos los dragones que han sido capturados para que así puedan vivir en libertad y en armonía con los humanos en nuestro mundo. Todo iba saliendo según lo planeado hasta que aparece Crimmel “El Cruel” y también una hermosa criatura, una "Furia Diurna", que hará que Desdentao se plantee que quiere hacer con su vida y su futuro, luchando así entre la amistad que le une a Hipo y el amor.

Crítica de ‘Cómo entrenar a tu dragón 3’: Acción, amistad y mucho, mucho amor

La trilogía es una maravillosa metáfora de nuestro mundo real. A través de los ojos de Hipo, Desdentao y sus compañeros, descubrimos el valor de la amistad y la familia. Como en muchas ocasiones debemos dejar ir a alguien para que así pueda ser feliz. Enseña qué, pase lo que pase, siempre tienes que salir adelante, y que no hay ninguna minusvalía, ninguna, que impida que puedas llegar a hacer las cosas que realmente quieres.

Gracias a esta película, podrás enseñar a los más pequeños el valor de las cosas que realmente importan en la vida, y también podrás volver a aprender, ya como persona adulta, algunas cosas que seguro, se nos habían olvidado.

Con una música espectacular, el tema principal ‘El cielo nunca cambiará’ ha sido interpretado y compuesto por Melendi, con unos efectos que te dejarán anonadados, con un ritmo frenético que hará que no quieras levantarte del asiento hasta el final de la película, mezclado con leo fascinante juego de colores y la realidad que tienen todos los personajes, hará que ir al cine a ver ‘Cómo entrenar a tu dragón 3’ sea el mejor plan que te puedas imaginar.

Un broche de oro para una preciosa trilogía que habla de superación más que ninguna otra. ¡Corre a por tus palomitas y a disfrutar!

Temas

Lo último en HappyFM