Zaragoza despierta con el Ebro al límite de desbordarse a los pies del Pilar

El caudal del Ebro a su paso por el centro de Zaragoza supera ya los cinco metros de altura y se espera que pueda alcanzar los seis

El Ebro inunda Tudela por el fuerte temporal mientras son desalojados varios municipios en Zaragoza

El temporal en España deja un segundo muerto, crecidas de ríos y desalojos en varias provincias

Ver vídeo

Zaragoza está en vilo viendo el curso del río Ebro a su paso por el centro de la ciudad. Tras provocar una catástrofe en Navarra y La Rioja, contabilizando ya dos víctimas mortales, los estragos de la gran riada ya se han dejado notar en la capital aragonesa a lo largo de la madrugada. A primera hora de este martes el caudal superaba los cinco metros de altura y las previsiones indican que puede llegar a los seis a lo largo de la tarde.

Aunque las zonas de acceso a la ciudad son las que más están notando la gran afluencia de agua que desciende por el Ebro, la imagen que mejor ejemplifica la riada histórica se observa en el tramo del Paseo Echegaray. La crecida del río a los pies de la basílica de El Pilar da cuenta de la magnitud del fenómeno natural que desde hace ya varios días azota la zona noroeste del país.

Desde primera hora de la mañana los maños están pendientes de la situación del Ebro a su paso por la ciudad. Muchos han aprovechado la postal para bajar de sus casas e inmortalizar con fotografías o selfies el momento. Todos, sea haciendo una breve parada en la sesión matinal de running o acercándose de forma exprés, querían ver con sus propios ojos una riada que muchos ya califican de histórica.

Los más longevos, que ya han visto varios episodios parecidos en la capital aragonesa, comentaban este martes a los micrófonos de OKDIARIO «quizá esta vez hay bastante más agua» que en otras ocasiones. Una vecina del mismo Paseo Echegaray apuntaba que «lo veo más crecido que en la riada del 2015, y llevo 24 años aquí». La mujer explicaba que «impresiona el sonido y la velocidad» con la que baja el agua, más teniendo en cuenta que «he visto que lleva troncos y postes».

Y es que la fuerza del agua está arrasando con todo lo que se encuentra por delante. Desde arboles arrancados, bancos, papeleras y farolas, mobiliario que formaba parte de parques y jardines de la capital aragonesa, que han quedado completamente cubiertos de agua desde esta pasada noche. Lo peor en Zaragoza, apuntan las autoridades y los expertos en meteorología, llegará a última hora de este martes o durante la madrugada del martes al miércoles. La ciudad, con varias carreteras y zonas restringidas, lo tiene todo preparado para hacer frente a «lo peor».

Lo último en España

Últimas noticias