Entrevista Jóvenes Sociedad Civil Catalana

"La universidad catalana es parte del engranaje independentista y la sentencia lo demuestra"

Entrevista a Josep Lago y María Domingo de Jóvenes Societat Civil Catalana.

Josep Lago, coordinador de los Jóvenes de Sociedad Catalana y María Domingo, vice coordinadora hablan, en una entrevista a OKDIARIO, de la condena que una juez ha impuesto a la Universidad Autónoma de Barcelona por vulnerar los derechos de los estudiantes no independentistas.

"Ayer recibimos la sentencia después de iniciar un proceso judicial en el que se pone en evidencia la persecución a los estudiantes constitucionalistas hemos sufrido en la Universidad Autónoma de Barcelona", comienza Josep. El joven afirma que esto no es algo nuevo, sino que es algo que han "denunciado desde hace tiempo".

"Cuando una asociación hace algo contrario a las tesis independentistas es atacado y señalado", asegura.

Una de las críticas la dirigen al rectorado de la Universidad. Los jóvenes no separatistas han sufrido varios ataques físicos y verbales en los últimos años, ante la pasividad del rector: "No se nos ha defendido cuando se nos ha atacado, sino todo lo contrario. Por decir en medios de comunicación todo lo que estaba pasando, el rectorado decidió expulsarnos". 

La jueza ha dictaminado ahora que la Universidad ha incumplido los derechos a la libertad de expresión, libertad ideológica, no discriminación por razón de opinión y el derecho a la educación.

Sentencia inédita

María Domingo destaca que "esta sentencia es algo inédito porque desde la instauración de la democracia no se había condenado a ninguna universidad española por vulneración de derechos fundamentales a sus estudiantes".

"¿Estamos dispuestos a tener un rectorado que expulsa y abusa de su poder para expulsar a personas que no piensan como ellos? ¿Estamos dispuestos a tener un rectorado que acalle a la mitad de sus estudiantes, por no ser independentistas?, pregunta Lago.

Ambos aseguran que no ha sido fácil llevar a cabo esta iniciativa puesto que "es muy duro tener que iniciar un proceso judicial contra nuestra universidad y nuestra rectora y contra algunos profesores" pero dicen "no haber tenido otra posibilidad si querían seguir teniendo voz".

Con la sentencia, según los jóvenes, "se reconoce la persecución que ha habido hacia personas no independentistas" y por eso esperan que "otras personas se den cuenta de la realidad".

"Cuando te expones públicamente haciendo todo esto y señalas a un equipo de gobierno, como alumnos, siempre puedes tener consecuencias negativas", afirman.

No obstante, están "satisfechos con el trabajo".  "Decimos que estamos aquí y nuestra voz es necesaria en la Autónoma".

Últimas noticias