Oficina de Conflictos de Intereses

La supervisora de altos cargos que exculpa a Duque y Celaá fue nombrada ‘a dedo’ por Zapatero

Flor López Laguna ha vuelto a ascender en el escalafón con un Gobierno socialista

Duque vulneró la ley compatibilizando su cargo de ministro con la gestión de una empresa científica

La directora de la Oficina de Conflictos de Intereses, Flor López Laguna. (Foto: EP)
La directora de la Oficina de Conflictos de Intereses, Flor López Laguna. (Foto: EP)

La actual directora general de la Oficina de Conflictos Intereses, Flor López Laguna, que ha declinado investigar las presuntas ilegalidades cometidas por los ministros de Ciencia y Educación, Pedro Duque e Isabel Celaá, en la declaración de su patrimonio, fue nombrada ‘a dedo’ en 2007 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para dirigir este órgano.

Fue el entonces ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, colaborador del hoy presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien puso a López Laguna a llevar la riendas de dicha Oficina de Conflictos de Intereses, creada por él mismo mediante la ley 5/2006. Fue un nombramiento ‘a dedo’ vía orden ministerial, sin la convocatoria de un proceso de selección.

Esta funcionaria, licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y miembro del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado, venía desempeñando desde el año 1995 el puesto de Subdirectora General de Gestión del Régimen de Incompatibilidades. Así, en enero de 2007 se convirtió en Subdirectora General de la Oficina de Conflictos de Intereses

Ahora, de nuevo con un Gobierno socialista, López Laguna ha vuelto a ascender en el escalafón, ya que el Ejecutivo de Pedro Sánchez le ha elevado el rango de subdirectora a «directora general» a través del Real Decreto 863/2018, de 13 de julio, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio de Política Territorial y Función Pública. En los primeros casos delicados que han estallado a Sánchez, Moncloa no ha tardado en parapetarse detrás de esta oficina. Llama la atención que López Laguna haya sobrevivido a toda la renovación de altos cargos que ha efectuado el Ejecutivo socialista.

Aunque la Oficina de Conflictos de Intereses ha estado adscrita desde 1995 a los ministerios de Administraciones Públicas, Hacienda y ahora al de Política Territorial y Función Pública, con distintos gobiernos de PSOE y PP, se le presupone una supuesta independencia funcional.

Sevilla lo admite

Sin embargo, el propio Jordi Sevilla, creador de este órgano y responsable del nombramiento de López Laguna al frente de la misma, admitió en 2014 que es necesaria una Oficina de Conflictos de Intereses «realmente independiente», según publicó el diario El Mundo.

Por su parte, López Laguna se pronunció así el pasado miércoles: «Aplicamos normas, no tenemos más amo que la ley y la Constitución, no recibimos instrucciones ni admitimos criterios contrarios al ordenamiento», esgrimió.

OKDIARIO ha publicado en exclusiva que el ministro Duque, además de montar una sociedad patrimonial para pagar menos impuestos en la adquisición de dos casoplones, ha compatibilizado una sociedad profesional siendo ministro y que la portavoz del Ejecutivo no ha declarado todo su patrimonio en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Ahora no actúa de oficio

En su comparecencia del miércoles en la Comisión para la auditoría de la calidad democrática, López Laguna contestó a la diputada del PP Beatriz Escudero -que le preguntó si había abierto expedientes de investigación o de sanción a Duque y Celaá- que no actúa de oficio hasta que no reciba una denuncia. “Si ha habido ocultación es que habría habido dolo y sería una infracción muy grave, así que si alguien tiene pruebas, comuníquese y se iniciarán las actuaciones”, manifestó, añadiendo que ella no puede abrir investigaciones por «algunas noticias que aparecen o valoraciones». Sin embargo, hace sólo un mes afirmó en sede parlamentaria que su oficina sí actúa de oficio.

Lo último en España

Últimas noticias