Podemos

Sólo dos de 17 ‘barones’ salen en apoyo de Iglesias y Montero tras el paso adelante de Espinar

Pablo Iglesias con los líderes territoriales en una reunión en 2018. (Foto. Podemos)
Pablo Iglesias con los líderes territoriales en una reunión en 2018. (Foto. Podemos)
  • F. González y R. Tejero

La dirección de Podemos contiene el aliento ante el Consejo Ciudadano Estatal de este sábado en su momento más difícil de su historia.

Los líderes territoriales de Podemos no han salido en apoyo de Pablo Iglesias e Irene Montero tras el paso adelante de Ramón Espinar.

La mayor parte de los 17 secretarios autonómicos del partido morado no han pronunciado palabra en sus redes sociales sobre la crisis de liderazgo en Podemos tras el batacazo electoral del pasado 26 de mayo. Algunos han tuiteado sobre algún tema de ámbito local, pero nada en apoyo a Iglesias en su momento más delicado.

Pese a que el número 3 del partido, Pablo Echenique, como secretario de organización ha impulsado el hashtag #YoconPabloIglesias en las redes sociales, el mutismo de los barones regionales es total. Ninguno se ha adherido a la campaña de defensa del líder.

Este sábado está convocado el máximo órgano de dirección entre asambleas, el Consejo Ciudadano Estatal, y será entonces cuando se produzca la catarsis. Muchos miembros no acudirán directamente porque pertenecen al sector errejonista que ha creado Más Madrid, el sector Anticapitalista también se ha configurado como partido político propio en comunidades como Madrid o Castilla y León y, por último, algunos barones regionales han dimitido en los últimos meses por discrepancias con la dirección y los malos resultados electorales. Es el caso del madrileño Espinar y el manchego José García Molina. Ambos están preparando el terreno para su retorno en Vistalegre 3.

Molina dejó el cargo y solo ha regresado a las redes sociales para felicitar el 30 de mayo, día de Castilla-La Mancha. Lander Martinez (líder de Podemos Euskadi) dejó de tuitear la noche electoral. Lo mismo que Kiko Garrido (La Rioja) que únicamente ha difundido unas declaraciones en las que pide entrar en la Mesa de la Asamblea riojana.

Por su parte, Álvaro Jaén (Extremadura) abandonó las redes el 24 de mayo. Antonio Estañ (Comunidad Valenciana) se centra en comentar la corrupción del PP en esa comunidad y en impulsar un ‘Pacte del Botànic 2’. Noemí Santana (Canarias) aplaudió el Día de Canarias y simplemente ha compartido unas declaraciones de Iglesias. Una actitud similar a Pablo Fernández (Castilla y León) que habla de las casas de apuestas o de críticas a la prensa pero no de la situación interna.

Tampoco Noelia Bail (Cataluña) ni Mónica Rodero (Cantabria) han mostrado en Twitter su apoyo a Iglesias.

Nacho Escartín, sucesor de Echenique en Aragón, se está limitando a comentar temas en clave local y destaca el siguiente aviso: "Las instituciones aragonesas no se pueden mercadear en Madrid, ni el Gobierno de Aragón ni los Ayuntamientos". Por otro lado, Daniel Ripa (Asturias) aparcó su cuenta en Twitter tras el 26-M y Mae de la Concha (Canarias), que no tiene cuenta en la citada red social, tampoco ha respaldado a Iglesias en medios de comunicación.

Por último, casi la excepción que confirma la regla es Eduardo Santos (secretario general de Podemos Navarra) que ha afirmado que este sábado no es el momento para cuestionar los liderazgos en el partido. Algo parecido ha hecho Antón Gómez-Reino (Galicia) que sí ha retuiteado mensajes con el lema #YoconPabloIglesias.

Lo último en España